¿Y ahora que? PP=PSOE PSOE=PP

LEl reparto de los cromos de RTVE, supone una vez más, un engaño a todos los españoles, y esconde una realidad cada vez más evidente, la similitud entre dos partidos que llevan 40 años campando a sus anchas y repartiéndose el poder -a modo de trueque temporal- con el objetivo de mantener sus mastodónticas estructuras, al compás de miles de favores y compromisos adquiridos. Eso genera dependencia y, por tanto, condiciona sus programas y debiliten su identidad. Un mercadeo entre PP y PSOE que todos los españoles deben saber y conocer.

No existe hoy prácticamente nada que no sea manoseado por estos dos grandes partidos. PP y PSOE son cómplices hasta en lo más oscuro, aunque disimulen enemistad. Pero la verdad es que están contaminados por su corrupción como vulgares vendedores de humo y encantadores de serpientes, con unos programas políticos que nunca han cumplido en su integridad.

Aduladores de palabra y perversos en los hechos, frustradores de ilusiones y manipuladores del lenguaje, objetivos comunes para conseguir sus fines, con un único propósito y objetivo: El control total.

Y ahora, después de todo lo escuchado a ambos partidos durante décadas, y especialmente en los últimos años y meses, como si de un sueño se tratara, aquello que dijeron que no harían se convierte en vergonzosa deslealtad a sus votantes.

Después de este reparto infame y desleal, por el control de los medios, vendrá el reparto del Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas. Fuera quedará la tercera fuerza política de este país que no pactará jamás con aquellos que quieren destruir y liquidar nuestra nación. Como ejemplo el reparto del Consejo de RTVE, son 4 vocales para el PSOE, 3 vocales para el PP, 2 vocales para Podemos y 1 para PNV.

Hay que recordar como negoció el PP, el reparto de los componentes de las Comisiones del Congreso, dejando fuera a VOX y permitiendo que partidos como Podemos o ERC, tuvieran representación en dichas Comisiones, presidiendo incluso algunas de ellas.

Esto es sólo una muestra de la hipocresía del grupo popular que ya se ha entregado al 100% al consenso progre abandonando la batalla cultural y cualquier principio moral. Su clase dirigente se ha rendido a la deriva progresista y, sin más principios que el poder por el poder, se ha convertido en esbirro del socialismo.

Por eso VOX es la voz del pueblo, del ejemplo, de la verdad, de la bondad y la belleza. Somos el contrapeso, el dique de contención contra el socialismo, el globalismo y el pensamiento único que todos los partidos menos VOX han comprado. Por eso sólo queda VOX

——
(*) Diputado de VOX por Segovia.