“Viva 21”

Decía Pedro ‘Narciso’ Sánchez en un mitin sobre la Agenda 2030 y los planes del Gobierno: “Somos la izquierda y todos sabemos lo que eso significa”. De repente.. silencio, un silencio sepulcral, debido a que ese “significa” es la muestra de lo que la izquierda ha hecho a lo largo de la historia. Se lo resumo. Ruina y miseria.

Una izquierda entregada a las élites globalistas y enmarcada en proyectos como la Agenda 2030 y España 2050.

La primera de ellas, la Agenda 2030 inspirado en la llamada Agenda del Cambio y los Objetivos del Desarrollo Sostenible, es decir una agenda que provocará la destrucción de nuestra soberanía, de nuestra economía y del orden social, moral y político.

El mundo y la humanidad estarán en manos de un pensamiento único. Será obligatoria para todos los ciudadanos del mundo. En ella NO se protegen los derechos de cada persona, de hecho, a la persona ni se la nombra en todos los documentos, y tampoco se menciona la declaración de los Derechos Humanos de la propia ONU.

Esta Agenda 2030 esconde un pensamiento único, que nos va a dictar, qué hemos de pensar, qué hemos de decir y qué hemos de enseñar a nuestros hijos, cuando debemos nacer y cuando morir. El marxismo cultural será el modelo a seguir y la riqueza estará en manos de unos pocos, en manos de las multinacionales y de los oligarcas que serán los que digan cual será el salario mínimo para vivir, en un mundo sin propiedades y con nuestra pérdida de libertad.

Y por otro, la Agenda España 2050, con el eslogan ‘España el país que viene y queremos ser’ y, ‘España, un país con hambre de futuro’. Sin embargo, esconde un trasfondo mucho más profundo, donde la imposición ideológica y la desaparición de las clases medias será un hecho.

Con la excusa de la transformación y la digitalización, muchos sufrirán el abandono institucional y pasaran al ostracismo, donde ya no tendrán oportunidades y el único acceso que les quedará serán las migajas de las ayudas que el Estado les proporcione, convirtiendo a la población en empleados subvencionados.

Nadie puede quedar atrás”, repite y repite la izquierda. Y es verdad, porque tras el plan que tienen diseñado nadie quedará detrás de nosotros, con los peores datos del desempleo, la mayor caída del PIB de la zona Euro, y una deuda del PIB que ronda ya el 130%.

La izquierda ha traído la destrucción de nuestra cultura, el aumento del separatismo y el independentismo, una invasión migratoria descontrolada (con el objetivo de sustituirnos), barrios inseguros, el feminismo más radical, una cultura degradante, pobreza energética, adoctrinamiento y ruina y miseria.

Contra esta Agenda de la izquierda más totalitaria y la tibieza de un PP que no deja de abrazar sus leyes ideológicas, estará VOX para ofrecer a los españoles una verdadera alternativa de futuro y de cambio, donde se apueste por nuestro producto nacional, por una reindustrialización y el mundo rural, por la familia, por la soberanía nacional, por una educación de calidad, por unos barrios seguros y por la recuperación de nuestras libertades que están siendo cercenadas cada semana en el Congreso.

Por eso, el próximo fin de semana los días 9 y 10 de octubre, te esperamos en el Ifema de Madrid donde Santiago Abascal presentará la Agenda España para que juntos formemos parte de la historia y decidamos el futuro que queremos como nación.


(*) Diputado de Vox por Segovia.