Tren directo

La línea ferroviaria Madrid-Aranda-Burgos, a su paso por la provincia de Segovia, se encuentra cerrada desde marzo de 2011 provocado por un desprendimiento en el túnel de Somosierra al quedar una bateadora atrapada. Adif, responsable de la línea, decidió no intervenir y proceder a su reparación, abandonando la bateadora y cerrando la línea definitivamente.

Una línea de 282 kilómetros doble electrificada hasta Colmenar Viejo, y desde Colmenar hasta Aranda de Duero de vía única no electrificada, para uso de mercancías y pasajeros.

Una vía primordial para la zona Nordeste de Segovia, pero sólo con parada en Riaza y Campo de San Pedro, que permitiría la posibilidad de instalar empresas en las zonas industriales a su disposición y repoblar la llamada ‘España vaciada’ tan demandada por todos los partidos políticos del arco parlamentario.

Cabe recordar que la línea lleva cerrada desde marzo de 2011, y que entonces el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero gobernaba en España

Cabe recordar que la línea lleva cerrada desde marzo de 2011, y que entonces el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero gobernaba en España, que, a través del presidente de Adif nombrado por el Consejo de Ministros, decidió (vaya usted a saber por qué) no reparar la línea. En noviembre de 2011 Rajoy ganaría las elecciones y hasta la moción de censura de 2018 tampoco se reabrió la línea por parte de un PP que ahora intenta subirse al carro, cuando me consta que en 2017 hubo varias reuniones con miembros de la plataforma del tren directo y se elaboraron enmiendas para los presupuestos de 2018 por importe de 88,5 millones de euros, que finalmente no se incluyeron y no salió adelante.

En noviembre de 2016 el grupo Podemos presentó una Proposición no de Ley solicitando la apertura para doble uso, tanto de mercancías como de pasajeros, sin que llegara siquiera a debatirse en Comisión.

En estos presupuestos del Estado 2022 aprobados este pasado jueves junto con los herederos de ETA y los enemigos de España, que han sido enmendados por los organismos reguladores como el Banco de España y la Airef, se han presentado varias enmiendas, en relación al tren directo Madrid-Burgos, entre ellas: una de Podemos por importe de 61 millones de euros; otra de Cs por importe de 25 millones de euros; otra de Compromís por importe de 35 millones de euros; otra de Teruel Existe por importe de 21 millones de euros; otra del PP por importe de 6,5 millones y la última de Más País por importe de 15 millones.

Mucho se ha dicho sobre las enmiendas presentadas, y algunos como el PP han acusado a VOX de tomar el pelo a los burgaleses por no presentar enmiendas y manifestarse en la provincia junto a la plataforma del tren directo.

La realidad es que este grupo parlamentario presentó una enmienda a la totalidad de los presupuestos de 2022, por ser unos presupuestos inflados y no creíbles

La realidad es que este grupo parlamentario presentó una enmienda a la totalidad de los presupuestos de 2022, por ser unos presupuestos inflados y no creíbles, y que nunca participaremos de unos presupuestos insolidarios en los que todos los grupos negocian partidas para sus provincias y reclaman “que hay de lo mío”, en detrimento de otras.

No obstante VOX si participó en aquellas enmiendas que eran buenas para España y estuvo muy pendiente de las enmiendas del tren directo (especialmente el que escribe) por si pudieran salir, pero cuando el PP se abstiene en las enmiendas nº 139 y 220 del tren directo y solo apoya la suya, solicitando las enmiendas de Teruel Existe y Compromís lo mismo que la 1955 del PP, e incluso mejorando esta última, se hace muy difícil poder apoyar lo imposible.

Fuera como fuese, ahora el PSOE previendo unas elecciones autonómicas anticipadas en Castilla y León, a través del Ministerio de Transporte, prevé dotar de más de 10 millones de euros la línea para su reapertura. Asimismo la secretaria general del PSOE en Burgos, se ha despachado a gusto este sábado en la radio menospreciando las enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, que les puedo asegurar mejoran en cantidad y calidad la supuesta dotación que el Ministerio pretende realizar en la línea del tren directo. Hipocresía en estado puro del bipartidismo, que sólo se moja cuando llueve, es decir, cuando a la fuerza ahorcan por un sillón.


(*) Diputado de VOX por Segovia.