Tajín de pollo al limón

Hace años en una visita a Marrakech entramos a cenar en un pequeño restaurante cerca de la plaza Yamaa el Fna. El propietario nos insistió en que probáramos su tajín de pollo al limón. Lo hicimos y nos gusto tanto que le pedimos la receta que amablemente nos dio. Es un plato que hacemos frecuentemente en casa y por eso doy alguna explicación sobre elaboración e ingredientes.

INGREDIENTES
(para cuatro personas).

Pollo: Por persona yo pongo un muslo y la mitad de un contramuslo o un tercio de pechuga.
1 cebolla.
1 cucharada de pimentón.
Caldo de pollo. (de tetrabrik Aneto / Gallina Blanca o Camporel caldo de pollo).
Azafrán.
Comino en polvo dos cucharadas
Zumo de medio limón y la cáscara rallada o picadita.
2 cucharadas de ajo picado.
2 cucharadas perejil picadito.
Aceitunas negras deshuesadas
Uno o dos limones confitados en vinagre (los limones confitados los venden en muchas tiendas marroquíes de alimentación. Cuando no los he encontrado he hervido dos o tres limones en agua con vinagre y una vez enfriados los he usado.)
Maicena.
Aceite de oliva.

ELABORACIÓN
Pasar el pollo por maicena y dorar. Reservar el pollo. En la misma cazuela pochar la cebolla (una vez pochada yo la paso por la turmomix y la hago puré) .
Añadir el pimentón sin que se queme. Añadir el pollo. Añadir el caldo (poner bastante caldo y dejar reducir).
Cortar en cuatro un limón confitado o si son pequeños poner dos limones, hacerles un corte y añadirlo. Dejar hervir.
Al rato añadir el azafrán, el comino, el zumo de limón y la ralladura.
Un rato antes de servir poner el ajo y el perejil y las aceitunas negras, corregir de sal y dejar hervir un rato (diez minutos).

Se sirve con couscous.
El couscous es más cómodo y rápido utilizar el que se prepara en cinco minutos siguiendo las instrucciones del paquete.
También se puede servir con sémola marroquí e incluso con arroz blanco.

¡Que aproveche!