Superación

A pesar de lo sucedido en Tokio 2020 creo que este término va unido a esta deportista. Superarse es una consigna unida al mundo del deporte, y en este aspecto Simone Biles es el reflejo perfecto de esta definición. Ella no solo se superó en su especialidad deportiva, sino también, y quizás esto es lo más importante, personalmente.

Su vida no ha sido fácil y ello podría haberla marcado de una forma negativa, con padres adictos a la droga que no podían ocuparse ni de ella ni del resto de sus hermanos. Simone fue adoptada por sus abuelos. Con ocho años comenzó a practicar gimnasia, disciplina para la que estaba muy bien dotada por lo que comenzó a dedicar muchas horas al entrenamiento, y como no quería dejar los estudios los continuó realizando desde casa.

Parecía que su vida se había normalizado realizando a un altísimo nivel su disciplina deportiva, pero en 2018 confesó que ella también había sufrido abusos sexuales por parte de Nassar. Imaginemos la fuerza mental de esta deportista que llegó a lo más alto en su especialidad deportiva. En el mundo de la gimnasia cuenta con el mayor número de medallas logradas en los campeonatos del mundo puesto que fue seis veces coronada como la mejor, pero también ha sido seis veces campeona de su país y campeona Olímpica en Río. Ella ha señalado que nunca permitiría que la terrible experiencia que vivió doblegara su espíritu.

Me he prometido a mí misma que mi historia será mucho más grande que esto y prometo a todos ustedes que nunca voy a darme por vencida”. Tokio le hace aún más grande por visibilizar un problema en cierto modo tabú.