¿”Sumar” o “Restar”?

La ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno presenta hoy su plataforma política “Sumar”. Ya veremos si llegará a un acuerdo con Podemos para ir juntos a las elecciones generales. La resolución a este enigma lo dejamos para la información política y para más adelante. Lo que sí podemos analizar en este momento es la gestión de Yolanda Díaz al frente de su ministerio. Y el balance no puede ser más negativo. Muchos economistas y servicios de estudios privados venían poniendo de manifiesto las dificultades que, desde la reforma de la reforma laboral aprobada hace apenas un año, existen para saber realmente cuál es el estado de nuestro mercado laboral. No sólo se pone sobre la mesa la cuestión de los contratos fijos discontinuos, trabajadores contratados intermitentemente y que, a pesar de ello, en los periodos en los que no trabajan no figuran en las listas del paro.

Esta semana la oficina estadística de la Unión Europea hacía público un informe en el que se pone de manifiesto que a las cifras de paro españolas habría que sumar más de 2 millones de trabajadores desempleados y subempleados. Además, Eurostat asegura que el 40% de los empleados a tiempo parcial lo hacen porque no tienen más remedio. Por si esto fuera poco, la AIReF en otro estudio afirma que la tasa de paro oficial no es representativa y que al menos el 18% de la población activa en realidad querría trabajar, está infrautilizada En concreto, 4,2 millones de trabajadores desearían tener un empleo. Además, señala algo que se viene denunciando desde hace meses y que se refiere a las horas trabajadas que han caído por debajo de las cifras anteriores a la pandemia. Un 42% de los que trabajan lo hacen de 2 a 4 horas, añade la AIReF.

Por si todo esto fuera poco, el SEPE, organismo dependiente de Trabajo, es uno de los que peor funcionan en la Administración del Estado. Las denuncias de los propios trabajadores y de los ciudadanos son continuas. Incluso, los inspectores de Trabajo se han movilizado y muestran un total desacuerdo con la forma en que la ministra gestiona su ministerio. Yolanda Díaz pretende mucho en política. Pasa por ser una de las ministras más valoradas y es apoyada continuamente por la prensa de izquierda, por el CIS y hasta por el propio presidente Pedro Sánchez. Sin embargo, acabamos de poner blanco sobre negro la pésima gestión de la tarea que tiene encomendada en el Gobierno. Estos son sus credenciales, lo cual no quiere decir en este momento de la política española que su “Sumar” en realidad debería ser “Restar”.