Rodrigo Jiménez – El odio exacerbado de la izquierda

452

En el momento de escribir este artículo se está produciendo una vulneración de derechos fundamentales en el mitin de Santiago Abascal en Sestao, no permitiendo ejercer el libre derecho a realizar un acto de VOX en dicha ciudad, y lo más grave de ello es el acto de hostigamiento mafioso y proterrorista de los cachorros de Otegi, Urkullu e Iglesias. Totalitarios separatistas y de izquierda a los que libremente se les ha permitido cercar en una plaza a la comitiva de VOX y a todas las personas que han asistido al acto con el lanzamiento de piedras, huevos, botellas y otros objetos, además de insultos de todo tipo, contra los que ejercían su derecho de reunión, tal y como recoge nuestra Constitución, alcanzando una piedra en la ceja de mi compañera y diputada nacional por Almería, Rocío de Meer, provocándola un corte y una herida en la misma.

Por ello se procederá a denunciar estos actos, primero contra el jefe del dispositivo de la Ertzaintza que no ha disuelto la manifestación ilegal y contra la consejera de Interior, Estefanía Beltrán de Heredia. Pero estos actos vandálicos que se vienen repitiendo en los mítines de VOX desde la semana pasada no solo en el País Vasco, sino en otros lugares, tienen nombre y apellidos.

Desde la misma Tribuna del Congreso, primero Pablo Iglesias manifestaba dirigiéndose a VOX: “Ni siquiera son fascistas, son simplemente parásitos […] porque ustedes representan el odio, la hipocresía y la miseria moral y les aseguro que España y nuestro pueblo una vez más como en el S. XX se quitará de encima la inmundicia que ustedes representan”; el diputado de Bildu Oskar Matute que manifestaba esta misma semana sobre los actos de VOX en el País Vasco: “Es ir allí a provocar con discursos xenófobos, incendiarios y racistas, amenazando a toda la población de ese barrio”; el diputado de ERC Rufíán que también esta semana manifestaba: “Porque si la izquierda en este país fuera un poquito más valiente, ustedes quizá no sería cincuenta y pico aquí, serían muchos menos”, y así un largo etc.

Este odio exacerbado de la izquierda ha salido a relucir en cuanto ha llegado un partido que ha dicho la verdad, que no ha permitido que el consenso progre mediante el veneno que genera, destruya a la familia, la vida, la unidad de España, etc.

Esta izquierda totalitaria llena de odio utiliza los medios a su alcance para manipular e inducir a las personas lo que debe decir, qué debe pensar y cómo debe actuar.
Estamos ante la aceptación de la violencia, sin que los agresores sean vistos culpables, sino como víctimas, mientras que los agredidos se convierten en los culpables sin haber cometido un mal gesto, una mala palabra, un acto inmoral, todo por la manipulación del lenguaje y de las cosas. Y todo ello con la complicidad de los medios de comunicación.

El mal nunca vencerá al bien, por eso ahora que ha irrumpido un partido como VOX lleno de verdades, la maldad sale del letargo con mayor fuerza para destruir y aniquilar lo verdadero.

Pero en VOX no daremos ni un paso atrás ante la barbarie y no descansaremos hasta que en España alcancemos la verdadera libertad.

——
(*) Diputado de VOX por Segovia.