Relojes históricos

En Segovia tenemos la suerte de contar, entre otros, con dos relojes de sonería ubicados uno en la fachada del I.E.S. Mariano Quintanilla y otro en la Bajada del Carmen, en el edificio principal de CaixaBank. Actualmente, ninguno de los dos funciona, pero en su momento sí lo hicieron.

El reloj del Instituto se trata de una pieza histórica, ya que supera los 100 años de antigüedad. Se colocó entre los años 1883 y 1885 y lo elaboró un relojero cuyas iniciales, JML, figuran grabadas en el mismo. Lo complementa una pequeña campana encargada de dar las horas. Cabe recordar que, desde el año pasado el Instituto se considera un Bien de Interés Cultural (BIC).

El reloj del edificio de CaixaBank se encuentra sobre la puerta principal y es una pieza colocada allí en los años 70 por la extinta Caja Segovia. Hasta hace unos años funcionaba y marcaba las horas perfectamente. Sería importante lograr que ambos relojes funcionaran pues, aparte del servicio público que prestan ofreciendo la hora oficial, su sonido acompaña y recuerda que el tiempo pasa. Tanto la Dirección Provincial de Educación como la directiva de CaixaBank deberían implicarse de lleno en lograr el arreglo de estos relojes.

Por suerte, en Segovia contamos también con varios relojeros de prestigio que pondrían arreglar y mantenerlos en condiciones. Las posibles y extrañas pegas que pudiera expresar algún vecino de la zona, molesto con el sonido, quedarían resueltas si, como suele ocurrir con otros relojes, dejasen de sonar entre las diez de la noche y las ocho de la mañana. Creo que sería un orgullo para ambas instituciones su puesta en marcha, pues se recuperarían y pondrían en valor unas piezas que ya forman parte del patrimonio visual y sonoro de la ciudad.