¿Recuperación o crispación?

Esta es la pregunta que con la terminación del curso político y ante la llegada del periplo veraniego, se debe hacer la ciudadanía y que yo planteo a los segovianos. Los efectos del Covid y la mayor crisis sufrida por la humanidad en los últimos decenios, deberían servir para que todos remáramos en la misma dirección y buscáramos la unión en todos los ámbitos, sobre todo en el político ya que los intereses generales están en juego. No es la primera vez en la historia de nuestro país, que desde el PP apuestan por que todo vaya mal, por la crispación continua para después aparecer como salvadores, aunque en la crisis de 2011 demostraron que con el austericidio y los recortes, lo que consiguieron es la mayor tasa de desigualdad social y precarización, junto a la menor tasa de reparto de riqueza, lo que debilita el estado del bienestar. Ni ayudas a empresas ni a trabajadores llegaron.

Con seguridad la acción de gobierno no es perfecta, pero se ven resultados tangibles. La apuesta clara es la recuperación, a pesar de soportar diariamente la crispación de los “siameses de la derecha ultra”. La vacunación cumple los objetivos y ya un 58 % de la población española está vacunada con pauta completa y más de un 68% tiene al menos una dosis. La llegada extra de 3,4 millones de dosis de Pfizer este mes de agosto, hará posible la llegada de la inmunidad de grupo a finales de mes. Es el mejor mensaje para la economía. Por cierto, la que más crecerá en Europa.

Los datos de paro del mes de julio también llegan con enorme optimismo, 180 parados menos que en junio y un descenso interanual a la cabeza de la Comunidad con un 7,27% (561 parados menos en un año). Siguen 7.159 personas en paro y eso nos exige redoblar esfuerzos, no caer en la autocomplacencia y seguir tomando medidas, que con la llegada de los fondos europeos deben ser tangibles.

El Gobierno continúa sus compromisos y ha lanzado el mayor plan de ayudas para extender la banda ancha de la historia con 250 millones de euros, casi 54 para Castilla y León y 1,13 para la provincia de Segovia. Y ayer el Consejo de Ministros extendió el “escudo social” hasta el 31 de octubre manteniendo las medidas de protección para los colectivos más vulnerables evitando cortes de suministro: luz, agua y gas. Manteniendo el bono social y la suspensión temporal de los procedimientos de desahucio y lanzamientos sin alternativa habitacional. También las moratorias de alquiler y la prórroga extraordinaria del contrato de arrendamiento por un periodo máximo de seis meses. Así como medidas de la lucha contra la violencia de género. Objetivo recuperación justa, huyendo de la crispación.

También conviene destacar que el Gobierno de Pedro Sánchez ha repartido ya 7.230 millones a las comunidades autónomas de los 10.500 anuales que recibirán, procedentes de los fondos europeos de recuperación. De momento unos 1.300 millones para CyL y ahora corresponde aplicarlo y bien a los gestores de la Junta, que no ganadores de las elecciones autonómicas, aunque se observa poca ambición de comunidad para conseguir la transformación que necesitamos.

¿Cuánto enviará el Gobierno de PP y Cs en la Junta para Segovia?.. Veremos…


(*) Diputado del PSOE por Segovia.