Pandemia y oportunidad

Estoy muy lejos de ser un experto en la pandemia y de prever nada sobre ella, pero me da la sensación de que esta situación se va a prolongar bastante. Es solo eso: una sensación; luego no se fíen mucho de mi pronóstico.

Pero por si acaso acierto, sería bueno prepararse o asumirlo como se debe asumir. Hablando (o, mejor dicho, guachapeando) con uno de los entrenadores de Espacio Tierra sobre los confinamientos que se están produciendo ante la propagación del SARS CoV-2 en estos días, me comentó que había que verlo como una oportunidad para hacer otras cosas y mejorar en otros aspectos.

Me pareció una percepción tremendamente acertada y me recordó a la filosofía estoica respecto a que las situaciones, en sí mismas, no son buenas ni malas, sino neutras. Depende de nosotros, de nuestra postura ante ellas, hacerlas favorables o desfavorables, aprovechando las nuevas situaciones, o lamentarnos de la mala suerte y desaprovecharlas…

Claro; si no puedes realizar el entrenamiento habitual, sí puedes aprovechar para hacer otras cosas importantes en tu formación como deportista y en las que, normalmente, por falta de tiempo, de hábito, o de lo que quieras, pones menos atención: la preparación mental, la planificación personal, el análisis de tu juego… incluso aspectos físicos como el equilibrio o la flexibilidad, puedes convertirlos en hábitos. Eso sí, también puedes dedicarte a jugar a la Play 200 horas al día. Tú decides.

Por cierto, que las grandes instancias del deporte, ávidas de incrementar sus ingresos, podrían también aprovechar esta situación para racionalizar los calendarios hipersaturados de sus competiciones que exprimen al deportista y saturan -al menos a mí- al aficionado. Estaría bien…