Óscar Moreno (Personajes genuinos del deporte segoviano)

Hace falta tener mucha voluntad para conseguir cualquier meta en la vida. El personaje de hoy: Oscar Moreno Rincón, natural de Madrona, brigada del cuerpo de la Guardia Civil, eligió dentro del atletismo una de las disciplinas más sacrificadas: el maratón; pero antes, a los 18 años, realizó dos cursos de paracaidismo, uno de ellos con 50 saltos en su haber. También obtuvo las licenciaturas en Psicología Clínica e Industrial.

En el ámbito deportivo, este buen hombre es de las personas más perseverantes que he conocido; de hecho, como él se define: “soy un soldado de lucha”. Inició el atletismo a los 14 años, y respetando su actividad profesional, no lo ha dejado. Un día decidió participar en el Abbot World Marathon Major Star, un grupo de 6 pruebas de maratón en Boston, Londres, Berlín, Chicago, New York y Tokio. Llevaba tiempo preparando la de New York. Se fue a ver a su hija, que estudiaba en Minnesota; y desde allí a la ciudad de los rascacielos para participar en su maratón. Era un 6 de noviembre de 2016. Después continuó con más ciudades. Su amor a estas carreras de 42 km. y 195 m. le llevaba a entrenar 3 días a la semana durante 2 meses.

Finalizó el ciclo en Tokio, con 58 años. Hizo un tiempo de 3 h. y 13 min. En esa maratón corrió mirando al cielo porque sabía que su madre estaba allí, enviándole estrellas de amor, fuerza y resistencia. Y aún le queda vigor para preparar la XVI Media Maratón de Segovia, prueba que lleva haciéndolo desde su 1ª edición de 18 de 2007, entonces junto a Fernando Correa. Por tanto, Oscar tiene crédito para ser un personaje genuino del deporte segoviano.