Noticias antiguas en un verano moderno

Con estos calores, fruto del mismo tiempo de verano, apetece tanto una jarra fría de cerveza como tener un periódico a mano –siempre interesante sea cual fuere el ‘color’… de su papel-, que haya puesto su acento en servir como ‘pincho’ a la atractiva jarra noticias breves a ‘punta pala’. De eso va.

Cárcel del partido
Hacia el año 1892 en la cárcel de la calle Real había medio centenar de presos. Sólo un vigilante de 2ª clase, delicado de salud, y el director atendían el recinto ¿A quién podría extrañar que se escaparan los presos? Que se escapaban. Por las noches la vigilancia exterior estaba a cargo de ¡un solo sereno!

¿Sindicato?
El Círculo Católico de Obreros se constituyó en Segovia el 13 de julio de 1890. Para más señas domingo. Tenía su domicilio social en San Román 4. Sus fines estaban así definidos:
-Moralizar e instruir al obrero.
-Que no entren en las ideas socialistas que tienden a invadirlo todo.
-Estrechar las relaciones capital-trabajo
La diócesis apoyaba el citado movimiento que tuvo una corta trayectoria.

Pura diversión
No había entonces, finales del XVIII, actividades organizadas donde gastar/cubrir el tiempo libre en la ciudad. Para paliar la escasez se formaban sociedades recreativas ‘particulares’. Aquí ‘cuelgo’ algunas de las que funcionaban: La Confianza, El Modelo Segoviano, Liceo Artístico, La Unión, Salón Giménez, Teatro Principal (Miñón), Teatro Manzanares, Teatro Ramírez (Santa Eulalia), La Peña, Talía, La Armonía, La Lira, La Igualdad, La República, Casino Militar, El Pensamiento, Sociedad de Amigos (c/ Perucho), La Amistad, La Familiar, El Cisne, La Inesperada, El Paular, Los Campos Elíseos, La Veloz, El Buen Gusto, La Verbena, La Unión Mercantil (dependientes de comercio), organizaba sus bailes en los salones del Café la Unión… La mayoría tuvo una corta existencia.
El Cisne, celebraba sus bailes en el salón de San Gregorio, junto a La Muralla. En la Bajada del Salón se ubicaba el cine Ideal.

A cien reales la ‘pieza’
Para completar el programa de actos religiosos de la Minerva, en 1791 se deciden por una corrida de toros en la Plaza Mayor. Era mayordomo Juan Cristóbal Izquierdo, párroco de la referida. Contratan con Manuel Prieto Araujo, de Navas del Marqués. Este, además de los toros, también ‘fichó a los toreros (tres). La actividad taurina se desarrolló el día 11 de junio. Se lidiaron y mataron ¡9 toros! Por cada uno de ellos (los toros) se pagaron cien reales de vellón.

Redactor jefe
Noticia publicada en La Ciudad y Los Campos, semanario segoviano de Acción Nacional diciembre de 1931: ‘El estudiante de letras de la Universidad de Valencia, Luis Felipe de Peñalosa y Contreras, ha sido nombrado redactor-jefe de la revista Libertas, órgano de la Federación regional Valenciana de Estudiantes Católicos’.

Conejos
Estuvieron finos los empleados del Ayuntamiento (enero 1914), afectos al servicio de recaudación de impuestos en el fielato de San Marcos. Por sus inmediaciones circulaba un ciudadano que, por el ‘regateo’ que hacía para evitar ser controlado, levantó sospechas. Revisión de bolsas que llevaba. En una de ellas encontraron ¡diez conejos! que pretendía introducir de estraperlo (1). El estraperlista, de cuya’ vocación’ hubo, ayer y hoy, abundante colectivo, era criado de la ciudadana de la capital Felipa Martín y bajo mandato de ella actuó. El Ayuntamiento multó y requiso la mercancía ¿Quién pagaría la multa?

Incendio
El Hospital Militar de la Ciudad comenzó a funcionar en su emplazamiento de José Zorrilla el 30 de junio de 1907. El coste de la instalación, ubicada donde antes estuvieron Convento de Trinitarios y Cuartel de la Trinidad, fue de 18.000 pesetas. Tenía capacidad para 40 camas. Hasta ese momento los militares, enfermos o heridos, eran tratados en el Hospital de la Misericordia. El incendio, ocho de octubre de 1954, destruyó la instalación. Estuvo ardiendo durante 18 horas.

Una de cuernos
Enero de 1904. Vaca que se escapa de la Estación cuando iba a ser trasladada a Madrid. A lo largo de la mañana, de 9 a 12, estuvo ‘visitando’ la ciudad. Se lo comunican al alcalde, Saturio Entero, y éste manda: ‘conduzcan al animal a la Posada de la Rubia hasta tanto llegue su dueño’. La vaca, no se pregunten el por qué, acabó su recorrido frente al Palacio del Obispo, en San Esteban. Con la mirada fija en la puerta solo se marchó cuando los operarios municipales le echaron un ‘capote’.
¡Y olé!

==============

(1) Comerciar ilegalmente, de manera clandestina (RAE).