Noemí Otero Navares – Quien lo hizo, que lo pague

792

La propuesta de resolución relativa al archiconocido aparcamiento de Los Tilos, fue sin duda la votación más controvertida del pasado pleno en el Ayuntamiento de Segovia. La pretensión de la alcaldesa a este respecto era doble: por un lado, dar carpetazo definitivo a otro episodio oscuro con más de una década de historia y, además, debatir este asunto lleno de polémica en un pleno donde –con la Navidad de por medio– pasase desapercibido a ojos de los segovianos.

Después de un debate intenso, en el que exigimos conocer la realidad de la situación y se nos explicase por qué debíamos apoyar el pago de casi 100.000 euros –que salen de los bolsillos de todos los segovianos– y “pasar página” como propusieron algunos grupos municipales, Ciudadanos se opuso a este acuerdo en un ejercicio de responsabilidad y lealtad a los segovianos. Los motivos por los cuales no podemos pasar página sin más son, principalmente, los informes demoledores emitidos por los técnicos municipales. La Jefa de Contratación y el Interventor advierten en sendos informes varias presuntas irregularidades de las cuales dejan constancia. Por mencionar solo algunas: “el órgano de contratación desconoce la existencia de un contrato” (por el que se nos pide que paguemos una factura de casi 100.000 euros); “se ha prescindido del procedimiento legalmente establecido”; se han utilizado fondos públicos contraviniendo por completo el principio de transparencia obligatorio para las administraciones públicas; “le son aplicables reparos de legalidad” tanto por las formas de ejecución como por la elevada cuantía económica… Se tratan éstos, de informes demoledores que reflejan un cúmulo de presuntas irregularidades. Una vez más en el área de Urbanismo, una vez más con la alcaldesa, la Señora Luquero, a la cabeza de la operación.

Lejos de ser críticos y responsables, Podemos e Izquierda Unida a propósito de esta votación han blanqueado la nefasta gestión del PSOE dando el visto bueno al pago de casi 100.000 euros que devienen de un procedimiento presuntamente irregular de inicio a fin y que a la postre no ha servido para nada –recordemos que el aparcamiento de Los Tilos finalmente no se ejecutará–. De este modo, como buenos socios de gobierno, se han convertido en cómplices de una gravísima actuación, irresponsable e irregular.

Sorprende especialmente la tibieza de Izquierda Unida, cuando históricamente ha sido beligerante con el aparcamiento de Los Tilos, finalmente los votos de Izquierda Unida han servido para ser parte del problema y no de la solución.

Nosotros sin duda, ejerciendo una oposición responsable y como consecuencia de nuestra obligación de fiscalizar al equipo de gobierno, seguiremos insistiendo en la importancia de conocer quién está en el origen de esta presunta irregularidad, ¿quién dio las órdenes para que se realizasen trabajos por importe de 100.000 euros saltándose absolutamente todas las normas y obligaciones legales? ¿quién está en el origen de esta presunta irregularidad? Quien lo hizo, que lo pague.


(*) Portavoz Ciudadanos Ayto Segovia.