Mira dentro

“Toma mi presente, mi futuro incierto, y que el mundo nos recuerde por soñar despiertos, que navegues siempre, hacia mar abierto y si alguna vez te pierdes, SOLO MIRA DENTRO…”.
El pasado domingo se celebró la decimoquinta edición de la Media Maratón Ciudad de Segovia: FELICIDADES por tantas ediciones y por el trabajo y esfuerzo de tantas y tantas personas, instituciones y colaboradores: GRACIAS.
Sigo pensando que es una de las medias más espectaculares del mundo. En ella se juntan factores que no se dan en otras como son el espectacular ambiente en las calles: hay zonas en las que el corredor vuela por los ánimos y aplausos de la gente, y presenta un recorrido duro, exigente y con imágenes impresionantes. Si eres capaz de levantar la mirada verás parajes como la Alameda, el Alcázar, el Acueducto…
Este año era especial, había motivos para intentarlo y siendo consciente de las limitaciones y hasta dónde podríamos llegar sin ponernos en riesgo, volvimos a saborear la ‘media’. Formar parte de esa marea que sale a golpe de cañón, ver a los corredores disfrutando, animándose y acompañándose en los momentos duros y sobre todo, buscando la felicidad, es algo impagable y la satisfacción de llegar a meta o a tu meta es algo para felicitarse uno mismo.
Si en ocasiones es complicado organizarse entre un grupo de amigos, imaginen hacerlo para 1400 corredores. Debemos valorar al equipo humano de la media compuesto por más de 500 personas, llenos de esfuerzo y trabajo desinteresado. Ellos deben recibir su merecido homenaje, y desde aquí va el mío: un aplauso y un brindis por ellos.
Semper Fidelis.