Marioneta del independentismo

Hemos llorado a todos los muertos y hemos vacunado a todo el mundo sin preguntar a quien votan”. Así se expresó Sánchez el pasado lunes en la entrevista que le hicieron en TVE.

Hemos llorado a todos los muertos”, cuando todavía no reconoce a más de 35.000 españoles muertos por el COVID. “Hemos vacunado a todo el mundo”, ¿ quién él, cuándo han sido las Comunidades Autónomas las que han llevado a a cabo esa labor? Y lo peor e infame “sin preguntar a quien votan”. Lo que dijo Sánchez es de una ignominia y de una miseria moral y política espeluznante, pues vino a decir, te hemos vacunado a pesar de que no nos votes a nosotros. Seguro que esta frase se le escapó, pero lo preocupante es que lo piensa. Tener a un Presidente que no sólo lo piensa si no que además lo diga es para echarse a temblar.

Hoy, el principal problema de España es Sánchez y su deriva para crear dos modalidades de españoles

Cómo lo es también, la denominada mesa de negociación bilateral con el Gobierno Catalán, a la que Sánchez y sus ministros, han acudido por exigencia de los golpistas e independentistas de Esquerra, pues si no, no apoyarían los PGE próximos. Sánchez es una marioneta del independentismo y además, tiene la frivolidad de pedir sentido de estado a la oposición, “cuando el Gobierno fabrica españoles de primera y de segunda cuando se sienta en una mesa con los que odian a España para darles incentivos y prebendas”, permitiendo la retirada de la bandera española, mientras que a las 16 comunidades autónomas restantes se las trata de peor manera. Quiere recomponer las relaciones no con Cataluña, sino con el Gobierno secesionista catalán a costa de dividir al resto de España. Sánchez se ha sentado a la mesa por exigencia y no se podrá levantar hasta que no lo quiera Esquerra. ¿Estar en contra de esto, es no tener sentido de Estado como les gusta decir? Rotundamente no; por que hoy, estar de acuerdo con lo que hace Sánchez es estar de acuerdo con lo que dice Podemos o sus acompañantes independentistas y secesionistas. Hoy, el principal problema de España es Sánchez y su deriva para crear dos modalidades de españoles, los leales y españoles o los desleales, golpistas y que quieren destruir España, y de los cuales Sánchez depende para alargar su permanencia en La Moncloa.

Y por cierto, hoy no es un viernes cualquiera. Hoy muchas personas, familias y empresas no podrán pagar el recibo de la Luz. Vinieron a acabar con la pobreza energética decían, pero han conseguido lo contrario, nos han hecho a todos más pobres con la energía. ¿Si Sánchez pedía la dimisión de Rajoy en 2018 por una subida del 8% de la luz, que tendría que hacer él ahora con una subida del 260%?. Sánchez Apaga y Vete ya.


(*) Diputado del PP por Segovia.