Más que ajedrez | Magnus versus Nepo

El próximo mes de noviembre, en el marco de la Expo de Dubái (Emiratos Árabes), dará comienzo el Campeonato del Mundo de Ajedrez, dotado de una bolsa de premios de 1,7 millones de Euros, en el cual se enfrentarán el actual campeón del mundo, el noruego Magnus Carlsen y su nuevo retador el ruso Ian Nepomniachtchi.

Resulta difícil no hablar bien de Magnus Carlsen, claro dominador del panorama ajedrecístico desde 2013, cuando se alzó por primera vez con el cetro mundial y que desde entonces no ha soltado, es el segundo campeón del mundo más joven por detrás de Garri Kasparov, a sus 30 años de edad ha roto todos los récords, incluido el del ranking elo llegando a obtener 2855 puntos, una auténtica barbaridad si consideramos que el título de Gran Maestro, el máximo galardón que otorga la FIDE, se obtiene con 2500 puntos de Elo.

Muchos expertos y entusiastas del juego-ciencia consideran a Carlsen el mejor jugador de todos los tiempos, por su versatilidad de estilos y su capacidad de adaptación, además ha renovado la imagen de los ajedrecistas de elite para bien, aportando un perfil fresco, cosa que hacía mucha falta para de alguna manera refrescar esa imagen añeja. Es imposible encasillar a Carlsen en un solo estilo de juego y podríamos definir su estilo de “universal”, a día de hoy no ha encontrado un opositor que le plantase cara del todo, si bien Fabiano Caruana lo tuvo muy cerca en el pasado mundial.

Al otro lado del tablero nos encontramos con el ruso Ian Nepomniachtchi, con la misma edad que Carlsen, ganador del Torneo de Candidatos 2020/2021, ocupó el segundo puesto en el Grand Prix de la FIDE 2019, resultado que le valió para clasificarse al Torneo de Candidatos que comenzó en marzo de 2020 y finalizó en abril de 2021. Nepomniachtchi ganó el torneo a falta de una ronda, con una puntuación de 8.5/14. A día de hoy “Nepo” es de los pocos jugadores que tiene un score favorable contra Magnus en partidas de ritmo clásico +4-1=6, podríamos definir al ruso como un jugador con carácter de ataque y muy fuerte en partidas rápidas.

Tenemos ante nosotros uno de los mundiales más emocionantes de los últimos tiempos, ¿Conseguirá el ruso derrumbar la imbatibilidad del noruego y así devolver el cetro a Rusia?