La temporada de la incertidumbre

Se veía venir después de los acontecimientos relacionados con las propuestas de conversión en S. A. Deportiva y resultado de la Fase de Ascenso, que no saldría a la palestra ningún voluntario para dirigir los destinos de la G. Segoviana, teniendo la Directiva que constituirse en Junta Gestora hasta nuevas elecciones.

Han tenido que ser unos meses muy duros para sus componentes. Sin noticias de cómo sería la nueva temporada, sin información a ciencia cierta de pasos a dar, y sin conocer normativa para poder empezar a funcionar. Los acontecimientos se apilaban y nadie era capaz de decir algo coherente a nivel federativo.

Los acontecimientos se apilaban y nadie era capaz de decir algo coherente a nivel federativo

Hemos tenido la gran suerte de tener en la ‘Gestora’, a un grupo de gente competente, con otras incorporaciones de personas conocedoras de sus cometidos y fieles seguidores gimnásticos. Nada más hay que ver, que cuando nos hemos querido dar cuenta ya tenían organizado casi todo, dentro de lo que se podía dadas las circunstancias y la poca información para poder echar a andar. Trabajo realizado en silencio y sin filtraciones, como se hace una buena planificación.

Así nos encontramos con que tenemos un equipo ilusionante y con el mérito de ver que pese a que ha habido jugadores tocados por otros clubes se han quedado con nosotros.

La Gestora, a seguir con su trabajo, y los socios a poner nuestro granito de arena

Conozco un poco este mundo, y puedo decir que esto ha supuesto mucho trabajo y que se han echado muchas horas. Solo nos queda ir conociendo las normas, que van saliendo de la Federación para adaptarse a las mismas. Vienen tiempos duros para el deporte de equipo y más concretamente para sociedades y clubes que viven de las cuotas de socios, ayudas de empresas y particulares, alguna ayuda de las instituciones y de las taquillas, cuando se puedan tener. Aquí no hay televisión que pague. La Gestora, a seguir con su trabajo, y los socios a poner nuestro granito de arena, subiendo al campo y animando a que suba más gente a ayudar al equipo. Este tiene que ser el año del ascenso.