La mordaza en el Congreso a medios de comunicación

Mientras que en el Hemiciclo del Congreso se permite que algunos oradores digan lo que les da la gana, faltando al respeto de los presentes o de muchos ausentes, rompiendo los más elementales modales de educación y cortesía, o el decoro de lo que es el Parlamento Español, como representación de la soberanía de todos los ciudadanos, sin establecer por parte de la Presidenta del Congreso ninguna medida que acote tales comportamientos, resulta que ayer, los partidos políticos de la órbita del Gobierno Frankenstein, incluido el propio grupo Socialista, han firmado un escrito remitido a la Secretaría del Congreso para que tome medidas y restablezca el buen funcionamiento -dicen-, de las Ruedas de Prensa en el Congreso. Y siguen diciendo, que dado “el clima de tensión” que se ha instalado en los últimos meses en la sala de prensa de la Cámara Baja, por el comportamiento de algunos periodistas, “desvirtúan las ruedas de prensa” de los grupos políticos y “dificultan el trabajo del resto de periodistas”.

Esta propuesta del Gobierno de Sánchez y sus acólitos no pretende más que amordazar y silenciar a distintos medios de comunicación, que al ser de distinta ideología, preguntan a los políticos en el Congreso lo que consideran oportuno. Todos los políticos desde siempre, -y no quiero contar los del PP, que han sido sometidos en muchas ocasiones a un tercer grado de preguntas por algunos medios de comunicación-, están sujetos a la libertad de prensa, y no son los partidos políticos los que deciden qué periodista entra o sale del Congreso o, quién pregunta o no. Pretenderlo, o tan siquiera insinuarlo, es absolutamente antidemocrático y el único objetivo es censurar y acallar a los medios que les resultan incómodos. Sánchez se está hartando de dar todas las ruedas de prensa que quiere sin posibilidad de preguntas por parte de los periodistas, o seleccionando a los periodistas que preguntan, o incluso, las propias preguntas, y ahora, en connivencia con sus mariachis, busca controlar el acceso al Congreso de los medios de comunicación que consideran no afines o que les molestan con sus preguntas. Vergüenza tras vergüenza.

Como dice la Portavoz del PP en el Congreso Cuca Gamarra, “Sánchez y sus socios no sólo quieren reescribir la Historia con una Ley de Memoria Democrática que vulnera derechos como la libertad de ideología y de expresión, también quiere ahora decidir quién cuenta lo que ocurre en el Congreso”.

Sánchez, sabedor de que los presupuestos aún no están definitivamente aprobados, vuelve a hacer un “quisling”, porque para él seguir en la Moncloa justifica todos los medios, incluso el de colaborador necesario de los principales enemigos de España.

Y termino con un dato estremecedor que conocíamos el miércoles, el alto paro y la inflación sin freno sitúa a España al frente del “Índice de Miseria” en toda la Unión Europea, con un 20,17%, el doble de la media europea.


(*) Diputado del PP por Segovia.

Jesús Postigo Quintana
Jesús Postigo Quintana
Diputado de PP por Segovia | Ver más artículos

Licenciado en Derecho. Fue presidente de la Cámara de Comercio de Segovia. En 2011 fue candidato del Partido Popular en las elecciones municipales y pese a obtener más votos que Pedro Arahuetes (PSOE) ejerció como portavoz en la oposición en el Ayuntamiento de Segovia.​ En junio de 2016 fue número dos en la lista del PP por Segovia al Congreso, siendo elegido diputado. De nuevo, en las elecciones de noviembre 2019 salió elegido.