Que mal les ha caído a los empresarios y fabricantes de corbatas tras las vergonzosas e inaceptables declaraciones de Sánchez sobre el no uso de la misma para ahorrar energía.

La salida en escena de Sánchez cada vez que habla, denota una seducción hipócrita, una bondad fingida, una astucia elaborada, una crueldad disimulada que está llevando a España a la peor recesión y crisis de su historia.

En nombre del calor se han traspasado líneas excesivas y decir ahora que quitándote la corbata ahorras energía, mientras los obreros en carretera bajo el sol llevan su uniforme de seguridad, es un insulto intolerable que no podemos permitir.

Pero es que esta medida perjudica al sector de la moda, y en especial a las empresas textiles que se dedican a la fabricación y venta de complementos masculinos. Sus ventas han descendido en los dos últimos años hasta un 57% y con estas declaraciones, quien sabe, quizá tienda a desaparecer.

Después de un mes de julio en el que la afiliación a la Seguridad Social se redujo en 7.400 personas, lo que supone la primera destrucción de empleo en un mes de julio de toda la serie histórica y del incremento del paro en 3.200 personas (el peor dato desde 2.009), con estas cifras y con las medidas adoptadas para ahorrar energía (limitar la actividad de los aires acondicionados en verano y la calefacción en invierno, así como apagar la luz de los edificios públicos o de los escaparates que estén desocupados a partir de las 22.00), Sánchez pretende ahogar a todos los españoles. Si realmente Sánchez pretendiera ahorrar entonces recortaría el tamaño del Gobierno más caro de la historia con sus 22 ministerios, que son todo un insulto a los españoles. También podría ahorrar dejando en las arcas púbicas los 20.000 millones que tiene pensado destinar a delirios feministas.

La realidad es que Sánchez y su ridícula campaña contra la corbata suponen una estocada final a una economía y unas familias cuya situación empieza a ser alarmante. Tal es así, que la última encuesta publicada por el INE arroja unas cifras preocupantes sobre población en riesgo de pobreza o exclusión social que aumentó hasta casi un 30 %, siendo además el país campeón en el índice de miseria (inflación + desempleo) de todos los países industrializados.

Pero estas medidas energéticas de Sánchez fueron refrendadas por el presidente del partido popular Alberto Núñez Feijóo, el pasado día 21 de julio en un acto en Valencia, lo que confirma que Feijóo no se aclara si quiere salvar al PSOE o los españoles. Esto significa que queda Voxpara mucho rato, por mucho algunos intenten desestabilizarnos somos la alternativa más segura para millones de españoles.

Por eso desde Vox denunciaremos, cómo hemos venido haciendo hasta ahora, toda declaración y toda medida que prive de libertades y derechos a los españoles, y desde la Junta de Castilla y León, ya estamos estudiando la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional el decreto energético del Gobierno que busca engañar y arruinar a los españoles, recortando libertades y derechos para tapar su incapacidad política y su fanatismo climático.
——
(*) Diputado Nacional de Voxpor Segovia.

Rodrigo Jiménez Revuelta (*) Diputado de Vox por Segovia.
Rodrigo Jiménez Revuelta
Diputado de Vox por Segovia | Ver más artículos

Rodrigo Jiménez Revuelta es Diputado por Segovia en el Congreso. Nacido el 23 de octubre de 1972, lleva afiliado a VOX desde 2015.