Juan Carlos Manrique – ¿Realmente hay igualdad?

204

El Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2009 redactó un manifiesto por la igualdad y la participación de la mujer en el deporte. Este interés por poner en valor la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos también parece llegar al terreno de la actividad física. Sin embargo, la realidad nos hace reducir el entusiasmo, la paridad está todavía muy lejos de conseguirse.

Ante estas loables acciones que el CSD emprende hay otro escenario que desmonta este Plan integral de promoción del deporte. Mientras que la mujer está aumentando la nómina de usuarias en los gimnasios, participa en más especialidades deportivas y consigue éxitos que hasta hace poco parecían impensables; todavía encontramos muchas diferencias tanto en el trato informativo como en la remuneración.

Ya hemos comentado que las chicas adquieren relevancia mediática cuando consiguen campeonatos o medallas olímpicas. Sin embargo existe cierta discriminación de trato ante las condiciones en las que practican su deporte, si lo comparamos con los varones. Los convenios colectivos de las ligas profesionales, especialmente en el fútbol y baloncesto, atienden las necesidades y peticiones de los jugadores, pero se olvidan de abordar las reivindicaciones de ellas.

Ha tenido que ser las futbolistas, con menos recorrido que otros deportes más exitosos por las medallas y campeonatos conseguidos como en el baloncesto, waterpolo o balonmano; las que pongan el grito en el cielo, con una declaración de huelga para pedir unas condiciones laborales lógicas, como las tienen sus compañeros.
Aunque ya se ve algún avance como en el caso de las tenistas, que al menos reciben el mismo premio en metálico que sus homólogos cuando disputan los torneos Grandes, falta todavía mucho recorrido para conseguir esta equidad. No vale argumentar que generan menos dinero, cuando lo que realmente se pide es igualdad en el trato y en la condiciones de trabajo, tanto cuando están en activo, enfermas, embarazadas o retiradas.