José María Martín Sánchez – Molino de los Señores, 900 años y de pie

132

Vengo de moler,
morena de los molinos de arriba/
duermo con la molinera, olé, olé, olé/
no me cobra la maquila… (1)

(Agapito Marazuela
‘Folklore Castellano’, 1975)

¿Y si el lector no supiera, pese a residir aquí desde hace la ‘tira’, que el Molino de los Señores tiene una historia tan longeva como interesante?
Siganme.

Ubicación: el referido se encuentra junto a la antigua carretera de Arévalo.

Historia. En el año 1122 (898 han transcurrido), Alfonso I ‘El Batallador’ y su esposa Dñª Urraca, donan a la Catedral ‘ciertos terrenos a las orillas del Eresma’, entre los que se encuentran aceñas. Esta donación es confirmada en 1136 por Sancho III, donde ya aparece de forma concreta el nombre de ‘Molino de los Señores Deán y Cabildo’, ampliando a la ‘Huerta del Rey, en terrenos bajo el Alcázar, al otro lado del Eresma’. -Barrio de San Marcos- (2).

Hasta ese año el lugar era conocido como ‘Molino de los Señores Quiñones’ (3).

En manos catedralicias y en activo, se mantuvo ocho siglos. En los últimos años del XIX y mitad del XX lo tuvieron en propiedad (¿) la Comunidad de Siervas de María, que ceden su explotación al industrial segoviano José Encinas Fernández.

Descripción. El edificio, de cuatro alturas y BIC desde 1983, fue rehabilitado en 2019. Es de propiedad privada y sin uso. La maquinaria original permaneció en el lugar hasta bien entrado el siglo XX.

Segovia molinera. Año 1836. Juan Álvarez Mendizábal ‘propone y dispone’ una desamortización de los bienes de la iglesia, que pasan a ser bienes del Estado. Una vez puesto en marcha el mecanismo desaparecen la totalidad de los molinos de la iglesia. Algunos, los que se consiguen vender, pasan a manos particulares, otros, a la miserable ruina.

Damos un salto para llegar a 25/11/ 1941. Ahí, justo ahí, el régimen dispuso la clausura de los molinos harineros.

Complementos. Llegados al año 1756, y como respuesta dada al interrogatorio del Catastro de la Ensenada (4), acerca, entre otros, de la existencia de molinos, nos dejó datos referidos a Segovia:

– Capital y provincia disponían de 254 “molinos harineros medievales hidráulicos” funcionando:

– 142 de propiedad particular.

– 48 De pertenencia a la Iglesia.

– 35 Concejos y propios del Común.

– 30 de la nobleza.

En la ribera del Eresma y el Ciguiñuela, había ‘plantados’ (o como se dijera entonces), estos molinos harineros o de pan:

‘Peña el Pico’. Primer propietario Pablo Martín. En 1862 se lo vendió a Luis Contreras.

‘La Aceña’. En 1889 nace en el lugar la fábrica de harinas ‘El Áncora’, de Romualdo Carretero. Ahora vivienda particular.

‘La Presa’ (siglo XV), donde estuvo la fábrica de harinas ‘La Perla’, c/ Los Molinos 2.

‘Tres Piedras’ o ‘La Hoya’. Su primer propietario fue Gaspar Aguilar Contreras. Regidor de Segovia, 1572.

‘Portalejo’, siglo XVI. Perteneciente a las Monjas Clarisas de Santa Isabel. Actual vivienda particular.

‘La Alameda’. Molino de harina y papel de Antonio de San Millán. Más tarde vendido a Felipe II para la construcción de La Moneda”.

‘La Cabila o del Puente’. Su historia parte de 1489. En el año 1858 se convierte en la fábrica de harinas de Cándido Martín. A este le suceden Martín Carretero y su hermano Epifanio. Estos, a su vez, eran propietarios de ‘El Moral’. Fundaron (siglo XIX) la fábrica “La Segoviana”, a la que sucedería el hijo de Epifanio, Anselmo Carretero.

La saga de los Carretero fue pionera en esta industria segoviana. Su trabajo quedo reflejado en ‘firmas’ como: ‘La Castellana’, ‘El Áncora’, ‘La Segoviana’ y ‘La Perla’.

Esta lista de molinos se completa con ‘Piélago’ y ‘La Enramada’.

Unos metros después rio abajo, superado el Arco de la Fuencisla (Juan de Ferreras siglo XVIII), se encuentra el protagonista Molino de los Señores.

Otro molino, este ‘regado’ por el Clamores, era el de la Hontanilla. Se situaba bajo La Casa del Sol. Lo dejó escrito Mariano Sáez ‘dedicaba su producción al chocolate y pasta para sopa’.

=========
(1) Maquila. Cantidad de grano o harina que corresponde al molinero por la molienda.

(2) Lo describe Colmenares en su Historia de Segovia.

(3) Quiñón. Parte que alguien tiene con otros en una cosa productiva, especialmente una tierra que se reparte para sembrar.

(4) Real Decreto de Fernando VI, 1749. Propuesta del Ministro de Finanzas, Zenón de Somodevilla, Marqués de la Ensenada.