¡Joder, qué tropa!

Sánchez pide que arrimemos el hombro, cuando está atado por los pies a los comunistas y a las manos por los independentistas, pero lo peor es que él lo ha elegido y quiere.

Cuando el Gobierno impide al Rey ir Barcelona a la entrega de los despachos de jueces y aprobará un indulto para los golpistas catalanes, por ser condición de los independentistas para apoyar los presupuestos (lo sé); cuando negó el Covid al decir que sólo habría uno o dos casos de contagios o que habíamos vencido a la pandemia; cuando la ministra Calviño se ha convertido en un Solbes más, al ocultar la magnitud de la crisis en la que estamos y de la que se nos avecina; cuando lo único que hacen es negar la realidad, el Impuesto de Sociedades ha caído un 15%, el IVA un 16%, el IRPF un 29,8%, el turismo un 70% y un descenso de los ingresos de 100.000 millones de euros y ya han desaparecido el 15% de los comercios de proximidad; cuando España está a la cola de los países europeos en crecimiento económico y creación de empleo, con la destrucción de 100.000 empresas y 750.000 empleos, y cuando más de 7 millones de españoles se han quedado atrás y les cuesta llegar a final de mes; cuando se da esta situación por la falta de políticas adecuadas de nuestro Gobierno, cuando el gobierno está desbordado y no sabe que hacer, va y nos pide a todos un contrato de adhesión y sumisión para un proyecto que está condenando a España a la mayor destrucción de riqueza nacional y creación de empleo. Y para remate, se dedican ahora a remitir al Congreso la nueva Ley de memoria histórica para derribar la Cruz del Valle de los Caídos, que dejemos de comer carne los lunes y la Marquesa de Galapagar a hacer posados en las revistas del corazón.

¡Joder, qué tropa!
——
(*) Diputado del PP por Segovia.