Jesús Postigo – Sr. Sánchez: a setas o a Rolex

212

España es el país más dependiente del turismo de la UE y por tanto será el más afectado por la crisis del coronavirus. Sin embargo, la respuesta fiscal puesta en marcha por el desgobierno de Sánchez, es la menos generosa de Europa. Según el estudio de Bruegel, las medidas directas españolas representan el 4% del PIB frente al 13,3% de Alemania. En cuanto al aplazamiento de impuestos, es con mucho el más bajo, pues representa un 0,8% del PIB frente al 8% de media en Europa, y en garantías de avales a las empresas España se sitúa en torno al 9% del PIB, en comparación con el 27% de Alemania o incluso del 32% de Italia.

Según los últimos datos, la economía española podría desplomarse este año el 14,4%, la mayor caída de todos los países de Europa. Además de estos estudios privados, el FMI y la OCDE dicen también que España será la economía con mayor desplome. El Banco de España señalaba esta semana en su informe que el segundo trimestre del año (abril-junio) nuestra economía podría sufrir un desplome del 21,8 % y el desempleo crecería del 14% al 20%.

Conocer la verdad por tanto es fundamental y no podemos permitir que un gobierno irresponsable no la asuma y que a mayores, incluso la oculte, la tergiverse y engañe a los españoles. Y todo ello para no asumir sus propios errores, negligencias e incompetencias y caer en el mismo pozo de 2008, que nos llevó a una crisis de enormes consecuencias económicas y sociales.

Por tanto, el Gobierno tiene que empezar por decir la verdad a los españoles, por dura que sea, en lugar de decir que de esta crisis salimos más fuertes. Me indigna que digan esto, lo que demuestra el ocultamiento de la realidad, cuando conocemos la existencia ya de 48.000 fallecidos al menos, y de ellos 20.000 no son reconocidos por el Gobierno de España. Los españoles nos merecemos la verdad y dejar de hablar de brotes verdes. Ya sabemos lo que pasó en 2008 con las mentiras de Zapatero y sus brotes verdes: el tiempo perdido y las consecuencias que tubo para todos los españoles.

Es tiempo pues de remar juntos y Sánchez lo tendría al alcance de su mano, pero una vez más está anclado en el NO ES NO, negando sistemáticamente la verdad y rechazando la mano tendida del PP y de Pablo Casado para llegar a acuerdos, consensos y pactos sanitarios, económicos, jurídicos y sociales, para sacar a España de donde se encuentra. Nuestro país, nuestra economía y todos los españoles no se lo puede permitir, pero el tándem Sánchez-Iglesias no lo quieren. Aún así el jueves, el PP apoyó una vez más, el decreto de la normalidad para poder incorporar propuestas sanitarias, sociales y económicas para recuperar el empleo. España lo necesita y el PP lo ofrece, “sólo” se pide eficacia, eficiencia y rigor y un pacto de estado para reforzar nuestra sanidad.

Sánchez públicamente dice querer llegar a acuerdos pero por detrás no quiere ni hablar de pactos con el principal partido de España como es el Partido Popular. Pide adhesión incondicional, pero no admite crítica alguna. Se encuentra mucho más cómodo con los podemitas, separatistas y filoetarras en su proyecto de España.

Los pactos están en manos de Sánchez, de él dependen y la UE nos espera. De no existir, dinero mal gastado, tiempo perdido y todos los españoles a sufrir.

No se puede decir una cosa y hacer la contraria. Hay que estar a los pactos con el PP o a dejarse llevar de los socios de investidura, y estos ya sabemos lo que quieren.

Sr. Sánchez, a setas o a Rolex, a España o a su permanencia en la Moncloa a cualquier precio.

——

(*) Diputado del PP por Segovia.