Jesús Postigo Quintana – “Nunca he pensado en pactar con el PP”

167

Así respondía Sánchez ayer, en una entrevista en un periódico italiano. Y porqué? le preguntan, porque otros partidos socialistas europeos, que han pactado con el centro derecha, ya no existen prácticamente.

Anteponer pues los intereses de su partido a los de España y de los españoles, es lo que le preocupa y ocupa al Presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez. Mantengo desde hace tiempo, la nula voluntad de Sánchez de querer llegar a acuerdos o pactos con el PP, aunque se le llene la boca de decir “todos juntos” o “entre todos”. Lo único que quiere y pretende es la sumisión del PP a lo que diga él, pero no a acuerdos. Su objetivo, su estrategia es decir que los quiere y que los busca con el PP, pero sólo para que los ciudadanos lo escuchen, pero la realidad es tozuda “Nunca he pensado en pactar con el PP”. El NO es NO de Sánchez.

Hemos asistido recientemente a dos grandes pactos en España, uno en Castilla y León y otro en el Ayuntamiento de Madrid. Tanto Castilla y León como el Ayuntamiento de Madrid están presididos por dos políticos del PP. Generalmente, el liderazgo de los pactos lo debe de buscar quien gobierna, como ha sucedido en Castilla y León y en Madrid. Pero claro, aquí y allí había voluntad, deseo y responsabilidad de llevarlo a cabo y de buscar el entendimiento por el bien de sus ciudadanos. Pero si no se desea o se miente descaradamente, como es el caso de Sánchez, resulta imposible.

Pablo Casado los llevan ofreciendo desde hace ya dos años, y en particular desde el inicio del COVID, pero Sánchez no quiere. Solo pretende adhesiones y sumisiones a lo que él diga, pero no llegar a acuerdos. Y la sumisión y adhesión a lo que él quiere, sólo se la dan, los que ponen la otra mano para sacar tajada propia.

Sánchez prefiere la confrontación, la crispación y la división y por eso pactó con Podemos, antes que el sentido de Estado y el bien de toda España y por eso, no quiere pactos con el PP.

——
(*) Diputado Nacional del PP por Segovia.