Jesús Postigo Quintana – Ni hemos salido, ni somos más, ni más fuertes

218

Esta ha sido otra semana para no olvidar pero seguimos viendo hasta donde es capaz de llegar Sánchez con tal de seguir en el poder.

El pacto del PSOE con BILDU, por quinta vez, y según la teoría de Sánchez, quien vota con otros son de su misma condición. Es decir, si el PSOE vota con BILDU y pacta con BILDU, Ezquerra Republicana y Podemos, quiere decir que el PSOE es comunista, republicano, separatista y filoetarra. Pues ya tenemos claro lo que es el actual PSOE.

El domingo llegó con la destitución del Coronel Pérez de los Cobos por no querer quebrantar la ley, que le pedían el ministro y la propia directora general de la Guardia Civil, al negarse a facilitar informes judiciales de la investigación de un juzgado sobre la actuación del Gobierno en el 8M. Al día siguiente, el teniente coronel Laurentino Ceña, presentó su dimisión al no estar de acuerdo con las interferencias del Ministerio en las actuaciones de la Guardia Civil como policía judicial. Ayer, se cesa al número 3 de la Benemérita teniente General Santafé. Es la primera vez que dimite el número dos de la Guardia Civil y que cesan al número 3. Nunca antes se había visto tal intento de politización e injerencia en el cuerpo de la Guardia Civil y en el Poder Judicial y todo por culpa del Ministro.

Es gravísimo que Marlaska cese fulminantemente a una persona porque se niega a facilitar los informes que se están tramitando en el marco de un procedimiento judicial en el que se está investigando la actuación del Gobierno. ¡Qué dictadura la de este Gobierno! Es una intromisión horrible del Gobierno en las funciones del Poder Judicial, y con el que además se quiere transmitir un mensaje, de que cuando se investiga al Gobierno, cuidado con los informes que hagan en la policía judicial, aunque dependan de los jueces que instruye el procedimiento. ¿Qué más tiene que pasar para que dimita el ministro Marlaska o que sea cesado?

Y de las cifras de fallecidos qué decir, faltan miles de muertos por honrar. Después de dos meses el Gobierno es incapaz, o nos oculta, el número real. Los registros civiles elevan la cifra a 43.000 y no los 27.717 que dice el gobierno. Qué vergüenza.

En cuanto a los ERTEs, un millón de familias todavía sin cobrar su salario y otros tres millones sin trabajo. No salimos más fuertes, sino con miles de españoles menos, con 50.000 sanitarios contagiados por falta de medios y colas de hambre en muchas ciudades de España.

¿ Y de las empresas qué? La última de ayer, Nissan de Barcelona y Alcoa en Lugo cierran, y eso que la ministra del ramo lo negó este miércoles en sede parlamentaria y Sánchez también en enero, cuando dijo que la continuidad de los empleos de Nissan estaba garantizada. Más mentiras. Son más de 3.500 empleos directos y otros 20.000 de trabajo indirectos.

Esto es lo que pasa por la inseguridad del Gobierno de España, su deriva social comunista y su nuevo modelo productivo venezolano. Son ya 90.000 empresas cerradas desde el 14 de marzo. ¿Es todo esto la nueva normalidad o el nuevo cambio de modelo productivo que promueve el gobierno de España? Esto no se ha acabado, pero eso sí, salimos muchos menos españoles y salimos muchísimo más débiles.

——
(*) Diputado nacional del PP por Segovia.