Hay que consolidar lo conseguido

Es el momento, tenemos la oportunidad en nuestras manos y hay que aprovecharla. Lo dice alguien que desde muy pequeño conoció lo que significa la Segoviana.

Pasé la niñez en el Peñascal, viendo el campo desde mi casa. Siendo alumno del Claret, entrábamos a ver los partidos con el padre Palacios. Accedíamos por la puerta del ‘Chato’. Dos formas más teníamos para pasar, esperar la llegada de los jugadores que nos colaban, y otra con el llamado ‘balón fuera chico dentro’. Nuestro querido Bellota, agradecido.

Nos reuníamos merendando el bocata y veíamos llegar al ‘presi’ y su corte. Don Manuel Moraleda, Borrricón, etc, con sus abrigos al estilo de ‘Eliott Ness’, impresionaban. Entrenando, Mariano, Callejo, Antón, Domingo, Sanchidrián… con el míster Germán. Era una gozada ver las bromas entre ellos.

El Peñascal se llenaba, unos a ver el partido, y otros para cuidar el ‘ambigú’ y hacer de proveedores del botellín o la copita.

En nuestra Sego he hecho de casi todo, hasta dos años de taxista en la época de Emilio Cruz, porque entrenábamos dos días en el campo del Aravaca, y de Segovia éramos cuatro jugadores y yo. He estado con cinco presidentes que intentaron hacerlo lo mejor posible hasta que vieron la realidad de este deporte. En estos momentos tenemos la suerte de tener un presidente, con una Junta Directiva, que para sí quisieran muchos equipos, porque tienen ilusión, fuerzas, y conocen bien el terreno. Con un entrenador que sabe dónde esta y el compromiso que ha adquirido. Quedamos los socios, para responder y conseguir el objetivo de ‘domiciliarnos en la Segunda División’. Llenemos la Albuera, ayudemos a aumentar el número de socios.

Feliz verano.