Felipe II, su boda y la Canongía

Recuerdo a Serrat cantando ‘Aquellas pequeñas cosas…’ Una delicia. Y lo que encontrarán al leer son los relatos breves que se desarrollan a continuación. Pequeñas noticias, sí, pero no por ello noticia menor.

Una escalinata y al final el frontón.- Mitad del XIX. El Ayuntamiento de la ciudad acordó que era necesario acondicionar el descenso (también bajada), que desde el inicio de la escalinata del postigo de La Luna (puerta al Paseo del Salón) llevaba a los ‘pasajeros’ hasta el Juego de Pelota. Era en aquel entonces gobernador Eugenio Reguera y alcalde Nemesio Callejo (¿).

Cuatro años más/después el entonces arquitecto municipal José Asensio, presenta a la Corporación (8/12/1861) su proyecto que, entre otras cuestiones, consideraba como imprescindible para realizar su idea ‘demoler la cerca del Juego de Pelota’, dado que aquel frontón, que se levantó en el XVII, estaba fuera de servicio. El señor arquitecto dejó constancia ‘de la gran importancia del Juego de Pelota’ que ya había desaparecido, en parte, al realizar la primera escalinata. Obra materializada en 1718.

El proyecto de Asensio no se llevó a cabo de forma definitiva, por lo que fue Joaquín Odriozola quien acaba la obra, ya en 1880, con la construcción de la referida escalinata que desde el Paseo del Salón accede al barrio de San Millán, donde finalmente quedaron enterrados el frontón y el paredón que lo sostenía.

El arco de la Canongía.- ¿Qué quieren conocer el gasto que supuso para la Ciudad el acondicionamiento del referido Arco? Allá que te va. Con fecha 14 de octubre de 1570, domingo, por concretar, se paga a Pedro de Cisneros ‘el Joven’ 61 reales por la demolición del ‘arco que estaba baxo (bajo) y estrecho’ y a Juan de Ávila por el enlucido y blanqueo de las partes donde estaba el dicho arco 53 reales ¿Por qué se realizó la obra? Pues… Porque los organizadores de la boda de Felipe II con Ana de Austria en El Alcázar consideraron que las carrozas de esposos, familiares e invitados no podían pasar por el referido arco y lo ‘modificaron’. En aquel tiempo el lugar se conocía como Canongía Vieja; luego, más tarde (Siglo XIX), pasó a ser c/ Velarde, dedicada al capitán artillero y héroe Pedro Velarde Santillán.

El ya Real matrimonio pasó por el ampliado arco y encaminó sus pasos al Palacio de Valsaín para comenzar su luna de miel.

Contraprestación.– Lo encontré en un texto de Ruiz Hernando. ‘Hacia 1751, no se había encontrado una fórmula satisfactoria para limpiar la ciudad. Cada vecino había de limpiar la acera de su casa y el pregonero barría la Plaza Mayor los viernes. A sugerencia de la Sociedad (Amigos del País), los hortelanos y labradores, ya en 1791, se encargaron de la recogida gratuita de la basura a cambio del estiércol que les proporcionaba’.

De ayer a hoy.– La sede del Banco de España en Segovia se inauguró en 1897 (c/ Ildefonso Rodríguez). Antes, 1886, estuvo, de alquiler, en la Plaza de San Facundo, Casa de los Meléndez-Ayones, donde ahora se ubica Correos. En el año 1949 se realizó en el edificio una importante modificación. La sucursal bancaria cerró sus puertas en el año 2002. Ahora, desde 2006, es ocupado el ‘local’ por La Gerencia Territorial del Catastro.

De Escritores y Artistas.– Con Vicente Fernández Berzal, redactor jefe que fuera de El Adelantado, como presidente, se fundó en Segovia, 11 de noviembre de 1890, la Asociación de Escritores y Artistas. El personal implicado lo acogió con gran satisfacción. Para celebrarlo y demostrar lo contentos que estaban, lo bautizaron con una comida ¡en la Plaza de Toros! que acabó a las cinco de la tarde. El ‘banquete’ fue servido por el Restaurante Ortigosa (1).

El Pajarón.– Fue en el lejano año de 1778 cuando la Real Hacienda autorizó a su cuenta la construcción de El Pajarón, en San Ildefonso. Su primer servicio fue el de almacén de paja. La obra la planifica y dirige el arquitecto José Díaz Gamones (2). En el año 1815, comenzó a reutilizarse como Cuartel de Infantería.

==========

(1) Publicado y recogido de ‘La Legalidad?

(2) Algunas de sus obras, sirviendo a Carlos III. Casa de Infantes, 1770; Real Fábrica de cristales, 1770; Reforma del patio central en la casa de oficios, 1770-1771; Puerta de la Reina, 1781; Hospital, 1783; Cementerio, 1787; Ordenación urbana, 1767-1788…