‘Ella’, la jefa de la oposición a Pedro Sánchez

Hasta Alberto Núñez Feijóo, caballerosamente, felicitó a Pedro Sánchez por el éxito de la ‘cumbre’ de la OTAN. ‘Ella’ no. ‘Ella’, mientras el acontecimiento internacional discurría en Madrid, se hacía fotos en no sé qué rincón de la Casa Blanca, ni con quién, y selfies en Manhattan en el curso de un costoso viaje oficial que nadie nos ha explicado en qué se justificaba. Allí, en el corazón de la gran manzana, ‘ella’ soltó su discurso tópico: más enseñanza, más sanidad y menos tanques. Justo lo que su jefe, Pedro Sánchez, necesitaba en unos momentos en los que tiene que buscar apoyos parlamentarios para emprender el incremento en el gasto de Defensa, hasta veinte mil millones, al que se comprometió ante sus colegas atlánticos.

Sí, es ‘ella’ la jefa ‘de facto’ de la oposición. Y no Yolanda Díaz, que presenta su proyecto ‘Sumar’ el viernes y que ha mostrado una encomiable prudencia extrema en sus declaraciones sobre los temas más espinosos en los que está embarcado el gobierno que vicepreside. No como ‘ella’, que, buscando titulares, aprovecha cualquier momento para exhibir su disidencia en los temas fundamentales en los que, como ministra, ni toca bola, ni está, ni se la espera, sino más bien todo lo contrario. Lo que no se sabe muy bien es dónde está y dónde se la espera: seguro que pretenderá ir en primera fila en el desfile del orgullo, si es que la dejan figurar allí.

La principal enemiga de ‘ella’ está en el Gobierno. No es Pedro Sánchez, que, inverazmente, dice estar muy satisfecho con todos sus ministros/as. Ni siquiera Nadia Calviño, cuyas recetas económicas ‘ella’ desdeña. Es la titular de Defensa, Margarita Robles, la mujer que tendrá que implementar y pavimentar el camino en ese incremento del gasto militar, buscando un acuerdo transversal con el PP, que es un acuerdo hoy por hoy más que posible. Su verdadera obsesión es Robles, quien, aureolada ahora con el éxito de la ‘cumbre’ tras los traspiés gubernamentales de Pegasus y del relevo en el CNI, representa todo lo que ‘ella’ no quiere ver representado en el Gobierno del que, inexplicablemente, aún forma parte.

‘Ella’ tiene el derecho, y hasta el deber, de expresar libremente sus ideas. Podemos o no compartirlas, pero hay que respetarlas. Lo raro es que ella viaje glamurosamente a NY City, como miembro del Gobierno de Sánchez, para decir desde allí exactamente lo contrario que Pedro Sánchez le estaba transmitiendo en esos momentos a Joe Biden. Y más raro aún me parece que Sánchez todavía no la haya puesto de patitas en la calle. Es, me parece, o ella o ‘Marga’. Y, con la que nos viene encima, no hay color.

Fernando Jauregui 1478562861 123311786 667x375
Fernando Jáuregui
Periodista | Ver más artículos

Fernando Jáuregui Campuzano (Santander, Cantabria, 1950) es un periodista español. Tras cursar estudios de Derecho y Periodismo en Madrid, se incorpora al mundo de la comunicación, primero en Europa Press. En años sucesivos desarrolla una prolongada carrera como columnista en distintos periódicos de tirada nacional: Informaciones, Diario 16 (1975-1982), El País (1982-1989), El Periódico, El Independiente (1989), Ya y el El Correo.