El cuento de la lechera

Allá por el año 2009 se iniciaba la andadura de un ambicioso proyecto, la construcción del Círculo de la Artes y la Tecnología (CAT). Fue el entonces alcalde de la ciudad de Segovia, Pedro Arahuetes, quién colocó la primera piedra de un proyecto fracasado y ruinoso.

El CAT se suponía que nacía con la iniciativa de atender la demanda de los ciudadanos y configurar una Segovia del siglo XXI. De hecho, sería un lugar de encuentro y comunicación del arte, la cultura la investigación y las tecnologías. Es más, sería un espacio donde se impulsaría el crecimiento y desarrollo de industrias emergentes, la formación y la investigación de nuevas tecnologías, manteniendo a las personas como foco principal de atención de todas y cada una de las actividades bajo un marco de sostenibilidad.

Nada más lejos de la realidad, en junio de 2022 y después de casi 13 años, el proyecto es una utopía y una chapuza mayúscula, que curiosamente no se ha cobrado ni una sola dimisión.

Un proyecto que parece más el cuento de la lechera y que ronda ya los cerca de 30 millones de euros invertidos y malgastados, porque aunque finalmente dicho edificio se le dé la utilidad para la que se creó, se habrá despilfarrado el dinero de todos los segovianos.

He escuchado de todo, y leído noticias de todo tipo sobre la apertura del CAT, tal es así, que me voy a permitir hacerles una relación de lo que se ha dicho hasta ahora.

En primer lugar, en diciembre de 2018 en el salón de actos del Ayuntamiento, el entonces responsable del área del Desarrollo Económico, Empleo e Innovación del Ayuntamiento de Segovia y hoy Director de la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), José Bayón, reunió a un nutrido grupo de empresas, entre ellas Indra, donde manifestaron su firme compromiso de instalarse en el CAT.

En segundo lugar, en julio de 2020, la empresa Indra confirmó su interés por el CAT a pesar de los retrasos y manifestó que empezaría con una plantilla que iría creciendo a medida que aumente la actividad, a partir de septiembre de ese mismo año.

En tercer lugar, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció en noviembre de 2021 en el 14º Congreso Regional del PSOE de Castilla y León, en Burgos, la puesta en marcha de un centro de innovación y tecnificación de alto rendimiento de la FP en Segovia, cuyo destino sería el mencionado CAT.

Son solo algunas de las noticias de un auténtico postureo ante los ciudadanos, y una muestra de la jeta y la cara de cemento armado que tienen algunos políticos. La realidad es que hoy el CAT sigue sin abrirse y costando dinero. Si tenemos en cuenta lo que ha costado y para lo que va a servir, si se hubieran invertido los 30 millones de euros en los ciudadanos de Segovia se podría haber bonificado el 100 % del coste del IBI durante dos ejercicios seguidos.

Está claro que Segovia necesita un cambio y, muy pronto, en Segovia, al igual que en Andalucía, se producirá un cambio real que defienda los intereses de todos los segovianos.

Rodrigo Jiménez Revuelta (*) Diputado de Vox por Segovia.
Rodrigo Jiménez Revuelta
Diputado de Vox por Segovia | Ver más artículos

Rodrigo Jiménez Revuelta es Diputado por Segovia en el Congreso. Nacido el 23 de octubre de 1972, lleva afiliado a VOX desde 2015.