Djokovic

“Personalmente, me opongo a la vacunación y no quisiera ser obligado por alguien a vacunarme para poder viajar”, dijo Djokovic hace año y medio, en los inicios de la pandemia de coronavirus.

Dentro de su libertad este comentario es perfecto, pero por este motivo debe entender la libertad de otros para dictaminar las reglas que consideren oportunas para luchar contra esta pandemia. Esta norma de vacunación que establece Australia compete a todos los ciudadanos y está por encima de ser el número uno en una actividad deportiva.

No se trata de un ataque al tenista, ni a su país, ni a la libertad, realmente tu puedes optar, pero otros también lo pueden hacer y poner las normas que consideren oportunas. Es conocido que para jugar en Wimbledon lo debes hacer de blanco, alguien puede considerar que es una norma con poco sentido, pero pienso que es un modo de diferenciar tu torneo y como norma del torneo sino la aceptas no juegas.

Varios tenistas han indicado que se les había avisado que sino estabas vacunado no podrías jugar, quizás la organización le comentó algo diferente a Djokovic, pero el país está por encima del torneo. ¿Qué pensarán el resto de ciudadanos que no pueden entrar al país sin vacunar?

Comenta que pasó el covid el 16 diciembre y por eso podría jugar, pero en ese tiempo hay imágenes donde se encuentra en actos públicos rodeado de gente incluidos niños, si en ese momento de verdad tenía covid, no debería jugar por irresponsable.

Djokovic es un excelente jugador, pero creo que no ha estado acertado con el revuelo que ha originado.