Defendiendo Segovia

El próximo domingo a las 11 horas los segovianos estamos llamados de forma unánime a acudir a los pies del milenario Acueducto para manifestar, de forma pacífica pero contundente, la defensa de la sanidad pública en nuestra provincia, para evitar su desmantelamiento y los recortes que el Gobierno de Mañueco en la Junta quiere aplicar. Juntos debemos conseguir que uno de los pilares fundamentales de nuestro estado de bienestar y nuestra propia vida, no sea castigado como estrategia para primar las privatizaciones o pérdida de calidad que condenaría al medio rural al aumento de la despoblación.

La situación en la que estamos inmersos no es fruto ni de la casualidad ni de un error, es una situación premeditada por parte de los responsables del PP en la Comunidad, que los socialistas venimos advirtiendo en el último decenio.

La pandemia ha evidenciado y desterrado con su mayor crudeza la realidad a la que nos han sometido a los segovianos por decisiones políticas de los gobiernos de la derecha en la Comunidad, pero la falta de profesionales, la falta de una infraestructura hospitalaria adecuada por el número de camas, con unidad de radioterapia, con unidad de estancias medias, la falta de ambulancias medicalizadas de transporte urgente, o de centros de salud comprometidos, los problemas en urgencias, las interminables listas de espera en algunas especialidades, los consultorios locales cerrados en muchos casos desde primeros de marzo del año pasado, las dificultades en la atención primaria y también en la especializada para encontrar profesionales, han generado un terremoto social de preocupación que ha dado paso a la creación de plataformas ciudadanas en defensa de la sanidad pública rural y al posicionamiento de muchos alcaldes y alcaldesas del lado de sus vecinos para terminar con el Plan Segovia-Mañueco de recortes en la atención primaria y de cierre de los centros de guardias médicas de tres localidades: Aguilafuente, Turégano y Santa María la Real de Nieva.

En varias ocasiones he exigido una “discriminación positiva” en materia de inversión sanitaria para Segovia y lo vuelvo a reclamar una vez más con toda la fortaleza de las evidencias que la pandemia nos ha demostrado. Propuse un “pacto por Segovia” para de forma unánime defender ante cualquier institución los asuntos mas importantes, pero el tiempo ha demostrado que a la derecha sólo le importa la crispación, la bronca y la manipulación. En fin, los segovianos son testigos.

Si el presidente de la Junta tiene el mínimo compromiso con Segovia, debe llevar al Consejo de Gobierno una propuesta que elimine el “Plan Segovia-Mañueco” y apueste por mejoras no por recortes. En caso contrario nadie se fía de su actuación. En ese momento nos encontrará a los socialistas.

Imagino que el domingo acudirán a esa movilización de la sociedad civil segoviana en defensa de la sanidad pública, los procuradores del PP que votaron a favor en las Cortes de la PNL socialista y el presidente de la Diputación y resto de grupo popular que dicen apoyarlo en la prensa, pero que luego no participan en las concentraciones. Será la prueba del algodón para saber si Defienden a Segovia.


(*) Diputado del PSOE por Segovia.