¿Cuántos picos tiene la Casa de los Picos?

Puede que pese a recorrer calle Real ‘parriba’ y lo mismo ’pabajo’ en 100.001 ocasiones (o más), nunca le picó el gusanillo de la curiosidad por saber cuántos picos tiene la portada de la Casa de los Picos. Pues lo van a saber. El trabajo lo llevamos a efecto mi amigo Juan y el que firma. Mi aportación fue la de inculcar interés por conocer. Lo otro, lo de contar, fotografiar, sumar… eso se lo dejé a él que es el genio.

Sin más, ahora voy y lo casco. En contra de informaciones nacionales e internacionales que no llegan o se pasan, digo (decimos):

¡El número de picos de la portada de la Casa de los Picos es de 606!
Mas, y por si quien leyere quiere rizar el rizo del saber, los soportes (que no son picos) que sobresalen de los aleros suman 24 (1).

Tranquilizado mi espíritu, inserto otros datos sobre este Palacio señorial y Casa Hidalga.

¿Quién fue el primer dueño?
—El dúo Pedro López de Ayala e Isabel de Silva, su esposa, a través de un mayorazgo fundado en Toledo en el año 1435. Enrique IV le otorgó el título de Conde de Fuensalida en 1470, según dejaron escrito —entre otros— el Marqués de Lozoya y Juan Vera.

¿Sobre qué solar se construyó?
—Ruinas de la antigua fortaleza que defendía la puerta de San Martín, construida encima de la muralla que daba a la Canaleja, por un lado, y calle del Saúco, Juntitos ambos a la Puerta de San Martín. Derribada en el siglo XIX.

El lugar se lo compró a los Ayala el ¿sepulvedano? Alonso (Antonio) González de la Hoz, Contador Mayor del Reino. El lugar pasó a depender, por herencia, a Juan de la Hoz, Regidor de la ciudad, y de su segunda esposa Francisca de Tapia, señores de Quintanar.

¿Por qué una fachada con tanto pico?
— Se cuenta como ‘justificación’ que al señor Juan, hijo de Antonio, no le gustaba que el ‘populacho’ conociera el lugar como ‘casa del judío’ o ’casa del verdugo’, pues allí habían habitado estos, por lo que invirtió una ‘pasta gansa’ en piedra granítica (sillares) que tenían que acabar en pico, conocido el sistema como ‘punta de diamante’, con la única finalidad de olvidar lo anterior. Sucedió por el año 1500.

¿Quién le dio título oficial a la Casa?
— Fue el emperador Carlos I hacía la mitad del siglo XVI, donde la nombra en un documento como ‘Casa de los Picos’. Y si lo dijo el Rey… punto pelota.

Apuntes y curiosidades.
— El zócalo del patio está revestido con cerámica de Talavera, donde se insertan parajes de la ciudad.

— Muy probablemente las galerías existentes en los altos del patio tuvieran su origen como secaderos de lana.

—El primer discurso en público de Antonio Machado en la Ciudad versó sobre ‘Literatura Rusa’, con sede en el referido lugar.

Inquilinos de la Casa desde el siglo XX
El obispo Remigio Gandásegui había pedido a la los HH. Maristas de la enseñanza que abrieran sede en Segovia. Para ello les ofreció la Casa de los Picos, que el obispo había comprado al médico segoviano Leopoldo Moreno Herrero, para sede del Círculo Católico de Obreros. En 1918 comienza a funcionar el colegio. (Escuelas Populares Nuestra Señora de La Fuencisla).

Dos años después, la directiva del Círculo de la Unión Mercantil, que se encontraba sin sede tras el incendio ocurrido en diciembre de 1920, entra en negociaciones con el nuevo obispo, Manuel de Castro, para la adquisición de la ‘Casona’. Hay acuerdo. El contrato se firma el 13 de enero de 1921. Los Maristas han de levantar el colegio.

Después el Círculo toma el acuerdo de construir un teatro. El lugar es el patio de la Casa. El arquitecto del proyecto utilizó la planta baja para situar la entrada al teatro Cervantes y parte del patio de la misma, donde se ubicó la sala de butacas y el escenario. Un año después, 1923, la obra estaba concluida.

Hasta el año 1970 fue sede de la Delegación Provincial de Sindicatos. De ahí ‘pasó’ al Ministerio de Educación. Desde 1978 es brillante Escuela de Arte Superior de Diseño. El arquitecto Alberto García Gil organizó y dirigió la Escuela.



(1) Fino trabajo realizado por Juan de Pablos, técnico en muchas cosas y buen amigo.