Con la antena puesta

En muchas ocasiones, la ”noticia” semanal en el Congreso no está sólo en el hemiciclo, sino en los despachos, en la cafetería, en los ascensores e incluso discúlpenme, en los cuartos de baño. Basta oír los comentarios entrecortados, de pasada, en voz baja, en privado o en los pasillos.

En esta semana se ha hablado y mucho, de Macarena Olona, ex portavoz y candidata a la Junta de Andalucía por VOX y de su intento de volver a la política después de su fulgurante, sorprendente y milagrosa diría yo, recuperación física, que según justificó, le obligaba a dejar la política tan sólo hace dos meses.No sé en que deparará todo esto, lo que sí puedo decir es que a los de VOX les tiene divididos y que empiezan a padecer lo que decían que nunca les pasaría: no están tan unidos como dicen. Tienen sus luchas internas, desencuentros y aspiraciones personales, mucha vanidad y protagonismo, y con un líder que no parece controlar la situación.

También se hablaba del NO del viaje de Sánchez a los funerales de Estado de la Reina Isabel II. Sánchez podía haber ido, y le hubiera encantado y lo estaba deseando, pero en el protocolo de colocación en la Abadía de Westminster, eran primero todos los Reyes, luego los jefes de Estado y después los primeros ministros y estos, por orden alfabético de países, y claro, Spain era de los últimos y además -y esto no lo he podido confirmar-, le tocaba a nuestro presidente detrás de una columna. En definitiva no fue como han tratado de vendernos, por no coincidir con el Rey emérito Juan Carlos I y sentirse agraviado por su presencia, -porque el encuentro personal lo podía haber evitado sin ningún problema-, fue porque iba a estar sentado muy detrás en la basílica, y eso queridos amigos no le daba ningún protagonismo. ¡Ay los egos!

Otro asunto ha sido la sentencia sobre los ERE de Andalucía y el más que seguro indulto de Sánchez a Griñán. La sentencia es más que contundente “Griñán dictó las resoluciones conociendo las irregularidades que se estaban produciendo y que al ejercer las más altas funciones dentro del Gobierno de la Junta de Andalucía, tuvo capacidad de impedir ese modo de gestión”. La opinión casi unánime, menos del partido socialista, es que España, los españoles y la UE no entendería y rechazarían un indulto de Griñán por parte de Sánchez, es decir del partido socialista dando un indulto al propio partido socialista, por un desfalco de casi 700 millones de euros de manera ininterrumpida durante 10 años, “posibilitando la gestión libérrima de los fondos públicos al margen de todo control”. Al parecer, Sánchez lo tiene decidido. En mayo elecciones autonómicas y municipales, ¿se atreverá a otorgar el indulto antes de estas elecciones, en plenas Navidades? o más bien esperará hasta agosto del 2023, en pleno verano y cuatro meses antes de las elecciones generales. Esa es su única duda, el cuándo hacerlo.

Y a todo esto, y esto sí en el hemiciclo, echándonos a temblar al oír a los ministros hablar y hablar de la armonización de impuestos, que cómo todos bien sabemos, significa que nos van a seguir metiendo la mano en el bolsillo a todos los españoles. Más caro la cesta de la compra, la energía, la hipoteca, la inflación y, todavía más impuestos. Este es Sánchez y su Gobierno.
______
Diputado Nacional del PP
por Segovia.

Jesús Postigo Quintana
Jesús Postigo Quintana
Diputado de PP por Segovia | Ver más artículos

Licenciado en Derecho. Fue presidente de la Cámara de Comercio de Segovia. En 2011 fue candidato del Partido Popular en las elecciones municipales y pese a obtener más votos que Pedro Arahuetes (PSOE) ejerció como portavoz en la oposición en el Ayuntamiento de Segovia.​ En junio de 2016 fue número dos en la lista del PP por Segovia al Congreso, siendo elegido diputado. De nuevo, en las elecciones de noviembre 2019 salió elegido.