Al pan, pan y al vino, vino: el PP pone las chinas en el camino

Mientras otros se dedican a hablar de lo divino, y utilizar argumentarios de partido para criticar al gobierno, sinceramente me gusta comentar lo importante que afecta a los segovianos/as. Por ello, esta semana quiero poner en valor la importancia de las respuestas legislativas que ofrecemos los socialistas cada semana para avanzar y mejorar el día a día de la ciudadanía.

Si ya fue importante la aprobación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado para 2022, la semana pasada el pleno del Congreso aprobó cinco leyes: subida de pensiones, consolidación empleo público en temporalidad, cadena alimentaria, seguridad vial, protección de animales y tres Reales Decretos Ley: de recursos a la Seguridad Social, de solución para las plusvalías municipales y de Directivas de la UE. Todos ellos de enorme calado para una provincia como Segovia, con el peso tan importante del sector agrario con 4000 profesionales, para los más de 33.000 pensionistas, para los conductores, empleados públicos en temporalidad, para tantas personas con animales de compañía o para los Ayuntamientos. Es decir nos afecta a todos.

Pues bien, hablemos claro, como el dicho de “al pan, pan y al vino, vino”, y yo añado “el PP pone las chinas en el camino”, cuando se vota que la subida de las pensiones se realice con respecto al IPC, con cotizaciones razonables y no con el factor de sostenibilidad que el PP se inventó en 2013 y que suponía sólo una subida del 0,25 %, lo que significa pérdida del poder adquisitivo cada año, el PP y sus siameses de la ultraderecha, votan en contra en el Congreso. 33.000 bofetones a los interesados de los dos diputados segovianos aquí.

Que se vota la Ley de cadena alimentaria, para intentar avanzar en precios justos para los productores segovianos del sector agroganadero, o en la prohibición de vender a pérdidas en todos los eslabones de la cadena, pues nada las derechas en contra, como si quisieran demostrar que se deben a las grandes empresas del sector y se les olvidan los 4000 profesionales segovianos. Luego querrán dar lecciones de apoyo al medio rural, a las zonas despobladas, etc. pues bien incluso con el riesgo que no sea perfecta demuestran su ceguera y poco interés.

Si hablamos de la Ley de Tráfico, tampoco votan a favor, de medidas para seguir avanzando en seguridad vial y la disminución de accidentes. Y el asunto del impuesto de plusvalías municipales, roza lo absurdo en la posición de las derechas ultras, ya que cuando lo tumbó el constitucional exigían respuestas por lo que supone para las arcas municipales y los servicios públicos, pero ahora que en un tiempo récord se vota en el parlamento un nuevo texto que lo soluciona, se oponen otra vez, incluso en contra de las propuestas de los alcaldes de su partido. Su único objetivo, insultar al gobierno. Lo que les pase a los españoles no les importa nada.

Con respecto a la consolidación del empleo temporal público, tampoco lo apoyaron con su voto, se les olvidaron los aplausos en pandemia y en la nueva norma por la cual los animales dejarán de ser considerados “bienes inmuebles o cosas”, para reconocerles su naturaleza de “seres sintientes” o seres vivos dotados de sensibilidad, el PP se abstuvo y Vox lo votó en contra. Poco más se puede comentar. A pesar de su ruido mediático de odio y las chinas en el camino, seguimos avanzando en el marco constitucional para construir un país mejor.


(*) Diputado del PSOE por Segovia.