¿Toros 2020?

1690

Tras publicarse oficialmente la suspensión de los San Fermines en Pamplona, surge la duda de nuestros “Toros” cuellaranos, pese a que el Ayuntamiento no se ha pronunciado sobre nuestra fiesta, a la mayoría de los vecinos nos resulta difícil creer que podremos celebrar esa semana tan deseada por todos, debido a la duración en el tiempo que está sufriendo esta pandemia. El daño económico y moral que supondría para la población y empresarios sería dramático, pero como bien sabemos, la salud de todos está por delante, incluso, de nuestras tradiciones. El mundo del toro sufre una terrible cornada económica, pues se estima que hay entre uno y dos millares de toros con una edad aproximada de 5 años, que si no se lidian antes de sexto, serán sacrificados, con lo que ello supone para el ganadero que tanto dinero, esfuerzo y trabajo ha invertido en su cría. Pero esto va mas allá, se calculan que, debido a la cancelación o suspensión de ferias o festejos taurinos, y los que se van a suspender próximamente, producirán una pérdida de 700 millones de euros para el sector, el mismo que produce 1.600 millones de beneficio en nuestro país, y del que dependen tantísimas familias españolas.

No es sólo la pérdida cultural momentánea a la que nos vamos a ver afectados, sino la posibilidad de que muchos empresarios del sector no logren nunca recuperarse de esta escabrosa situación.