Talleres

El próximo miércoles tendrá lugar una actividad organizada por Cruz Roja en la que, a través de una obra de teatro, se tratará sobre los estereotipos de género. La compañía segoviana Tamanka teatro nos ha cedido la visualización de su obra dentro del “proyecto morado” que han escenificado en varios lugares en los últimos tiempos. Me parece una iniciativa muy interesante para dar importancia a las diferencias y los distintos caminos que “te dejan recorrer” dependiendo de si naces con un lazo rosa o uno azul. Yo no sabía que el morado feminista viene por la mezcla de estos dos colores, es muy certero. Da igual con qué género nazcamos, lo importante es que somos individuos, personas.

Yo nunca me consideré feminista porque en mi ambiente no encontraba demasiadas diferencias de género pero con los años me di cuenta de que eso es lo que llamo yo feminismo; cada uno con sus peculiaridades pero estamos en el mismo nivel de posibilidades. Como en todas partes cuecen habas e intolerantes y radicales hay en todas partes pero el movimiento feminista me sigue pareciendo muy necesario. En muchas cosas no estoy de acuerdo como por ejemplo en el lenguaje (si hablamos de “todos” yo me incluyo sin sentirme menos mujer) pero en su momento sonaría ridículo que pudiésemos votar, obtener un título universitario o disponer de bienes propios; no se deberían de normalizar ciertos roles, los pequeños detalles son también importantes.

Se ha extendido el término “feminazi” de forma despectiva pero veo más correcto “femininja”, que he empezado a utilizar gracias a mi activista de cabecera y tocaya. Gracias.