Rodrigo Jiménez Revuelta (*) – Moción de censura

Este miércoles Santiago Abascal anunciaba la presentación de una moción de censura en septiembre contra el Gobierno ilegítimo que actualmente desgobierna nuestro país.

Porque ante un Gobierno que ha utilizado la mentira como instrumento de hacer política, que ha coartado la libertad de todos los españoles ante un estado de excepción encubierto, que ha hecho una gestión criminal de la crisis con casi 50.000 muertos, ha dejado a miles de españoles sin cobrar el Erte y en la ruina por el cierre de miles de negocios, ante una avalancha migratoria ilegal y descontrolada y ante la caída del PIB más alarmante de la historia hasta desplomarse en el 18,5% llevando al país a la recesión, no son motivos suficientes para presentar la moción censura, entonces lo mejor es cruzarse de brazos y no hacer nada como proponen otros grupos parlamentarios cuya única obsesión es mantener su estructura y su estatus aunque sea a costa de la ruina y la miseria de nuestro país.

Señor Postigo, dar una batalla por perdida antes de lucharla es de cobardes, y sobre todo es no ser un patriota y un español. A lo largo de la historia tenemos multitud de ejemplos en los que los españoles jamás dieron una batalla por perdida. El año que viene se conmemoran los 450 años de la famosa victoria del bando cristiano, encabezado por el imperio español sobre la flota turca en el golfo de Lepanto contra el imperio otomano, en la que muchos dicen se atribuye a la Virgen del Rosario por el rezo del santo rosario.

Pero desde luego presentar la moción censura es un acto de valentía para dar voz a todos aquellos españoles que se encuentra en una situación insostenible, y por supuesto más honorable que entregar España a Sánchez antes de disolver las Cortes y convocar elecciones. Y ni que decir tiene lo vergonzoso y lo deshonroso que fue ver cómo el señor Rajoy se pasaba en un restaurante más de 8 horas mientras se producía la moción de censura contra él y todos los que subían al estrado le hablaban al bolso de Soraya Sáenz de Santamaría.

Le animo a usted y a todos aquellos que verdaderamente quieran un futuro mejor para todos los españoles se sumen a esta moción, y lo hago con la mano en el corazón, sin personalismos, sin ideologías y sin signos políticos, simple y llanamente por España.
——
(*) Diputado por Vox en Segovia.