Rodrigo Jiménez – Inmigración ilegal descontrolada

¡España es el paraíso! Este parece ser el mensaje que se quiere lanzar desde este Gobierno social comunista, primero con un efecto llamada a través del ingreso mínimo vital, del que se ha hablado mucho, pero del cual los extranjeros que hayan residido en España menos de 1 año y hayan sido víctima de trata de seres humanos (es decir todos los que vienen en patera) tendrán derecho a una ‘paguita’ de 462 euros, y segundo con la inacción en nuestras costas, impidiendo la avalancha migratoria promovida por las mafias que trafican con personas.

Y es que determinadas medidas adoptadas por el Gobierno durante la pandemia parecen advertir el escenario que desean para nuestro país, al ya mencionado efecto llamada, en el mes de mayo. El BOE publicaba una resolución del Ministerio de la Presidencia que permite el empadronamiento para las personas que carecen de domicilio en un “domicilio ficticio” y en infraviviendas, entre las que cita chabolas, cuevas y caravanas.

Y hace sólo unas semanas el socio de ultraizquierda del Gobierno social comunista solicitaba la regularización a 600.000 inmigrantes que pasaron en España el estado de alarma, es decir independientemente de su situación administrativa, todos aquellos que se encontraban en suelo español el 14 de marzo tendrían derecho a ser regularizados.

Y esto no es más que una locura ideológica por parte de la izquierda que utilizan un mensaje de sensibilidad social, de ayuda a aquellos que más lo necesitan porque huyen de la pobreza en pos de un futuro mejor, pero que no lo hacen libremente, sino “secuestrados” por las mafias que trafican con ellos, que incluso después de llegar a España siguen siendo extorsionados.

Pero es que además piensan que la propiedad privada no tiene sentido, que nuestra propiedad privada, nuestra casa, nuestra patria en realidad tampoco tiene sentido, que pertenece al mundo entero, cualquier persona puede emigrar libremente donde quiera, y eso no es así.

Ya nos han explicado en alguna ocasión los socios de ultraizquierda que para ellos ser demócrata es expropiar, ahora debe ser demócrata también que cualquiera pueda venir libremente con el objetivo de ofrecerles un subsidio indefinido en detrimento de nuestros compatriotas, nuestros mayores y de otros inmigrantes que si lo hicieron legalmente, con el objetivo de sustituirnos por una inmigración dirigida y manipulable con el fin de perpetuarse en el poder.

——
(*) Diputado por Vox por Segovia.