Plataforma Defensa del Hospital Policlínico – Carta abierta al alcalde y concejo de San Cristóbal de Segovia

335

La Plataforma en Defensa del Hospital Policlínico —formada por la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios “María del Salto”, la Asociación de Barrios Incorporados de Segovia, la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Segovia y la Federación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Segovia— lleva más de tres lustros denunciando la precaria situación de la sanidad segoviana y defendiendo la necesidad de reabrir dicho hospital, que fue cerrado de forma provisional con idea de realizar unos trabajos de rehabilitación que nunca se llegaron a poner en marcha por falta de la debida asignación presupuestaria.

Hemos tenido conocimiento recientemente de la declaración institucional realizada por su Ayuntamiento, por la que ofrece su término municipal a la Junta de cara a la construcción de un nuevo hospital en la provincia. No podemos estar en absoluto de acuerdo con una postura que defiende la construcción de un edificio nuevo, cuando es evidente que esa opción dilataría considerablemente los tiempos, que es algo que los segovianos no podemos permitirnos. No podíamos antes, pero menos aún después de esta crisis sanitaria en la que a día de hoy seguimos inmersos, y respecto de la que muchos vaticinan un rebrote de aquí a unos meses.

Otras provincias de la Comunidad que ya cuentan con un hospital principal y un antiguo hospital rehabilitado equivalente al Policlínico (pues tal es el patrón que se repite en todas ellas) están ya empezando a reclamar la construcción de un tercer hospital. No dudamos de que a medio plazo Segovia podrá permitirse empezar a pensar en ese tercer hospital, y de que la opción de San Cristóbal puede ser sumamente interesante, pero lo cierto es que a día de hoy lo que urge es reactivar un hospital que ya era plenamente funcional y operativo, y disponer a corto plazo de un número adicional de camas del que nunca debimos prescindir, y con el que podremos afrontar con más garantías un posible rebrote de la pandemia, o simplemente, ojalá, el día a día de nuestra atención sanitaria.

Ahora bien, lo que no podemos aceptar en ningún caso son las manifestaciones en las que enumera las supuestas debilidades del Policlínico, literalmente, “enormes dificultades de accesos, nula posibilidad de aparcamiento y propiedad de agrupaciones sindicales”. A ese respecto debemos indicarle lo siguiente:

1º- Toda la población de la capital tiene líneas de autobuses directas desde sus barrios hasta la puerta del hospital, además con una frecuencia envidiable, pudiendo además ir andando desde muchas zonas muy pobladas y cercanas. La estación de autobuses interprovinciales, así como las paradas de los que llegan de los pueblos del entorno, están a apenas cinco o diez minutos andando, y con una línea de autobuses urbanos que conecta ese punto con el centro. Por otra parte, al estar el edificio en una zona que cuenta con la mayor parte de las oficinas de la administración, permite aprovechar una visita al hospital con la resolución de muchos tipos de necesidades y trámites.

2º – Respecto de la “nula posibilidad de aparcamiento”, cabe destacar que en este momento en el entorno hay dos aparcamientos muy adecuados según se llegue de una zona de la provincia u otra: Padre Claret y Oblatas. Por otra parte, está en marcha un convenio urbanístico, contemplado en el PEAHIS, que va a facilitar unas 70 plazas de aparcamientos con salida a la calle Donantes de Sangre (junto al Policlínico), así como otra posibilidad de aparcamiento público en la parte de detrás, en la Cuesta de San Bartolomé. Creemos que, con todas esas opciones, el aparcamiento no es en absoluto un obstáculo para la reapertura del hospital.

3º Afirma que ese edificio es “propiedad de agrupaciones sindicales”, algo que directamente es mentira, y además una mentira corrosiva, ya que no sólo desinforma sino que directamente vicia la opinión pública en un tema de capital importancia. Ese edificio es Patrimonio del Estado, como así consta en el Registro de la Propiedad y en los registros del Ministerio de Empleo, que lo cederá para usos sanitarios —que es la calificación urbanística recogida en el PEAHIS— tan pronto como la Junta se lo solicite. Es un hecho demostrable y mantener lo contrario no es sino fomentar la desinformación y utilizar argumentos espurios para poner el foco en problemas que no son tales.

Entendemos que es perfectamente legítimo que San Cristóbal se postule como posible ubicación para alojar el futuro tercer hospital de la provincia, que estamos seguros llegará a medio plazo; pero ello no justifica que se intente perjudicar con argumentos más que cuestionables un proyecto mucho más inmediato y necesario, como es el de poner en marcha un hospital que fue simplemente cerrado de forma provisional, y que hemos echado terriblemente en falta en los últimos meses para afrontar la crisis sanitaria que de hecho seguimos sufriendo.

Confiamos en que sepan ver que su batalla no es contra el Policlínico, y que maticen la declaración realizada por su Ayuntamiento en esa línea.