Otras elecciones

61

Políticamente hablando, ya nada es lo que era. Todo cambió tras las elecciones de diciembre de 2015, que trajeron a la política española dos nuevos partidos, haciendo imposible que ninguno tuviera una mayoría suficiente para gobernar. Por primera vez tuvieron que repetirse las elecciones generales ante la imposibilidad de investir a un Presidente del Gobierno. Por primera vez una moción de censura salió adelante cambiando así el Gobierno, y por primera vez también, se eligió un Presidente que no era Diputado.

Y ahora, por primera vez, sólo con un mes de diferencia, los españoles estamos llamados a participar en dos procesos electorales de extraordinaria importancia. En Abril votamos para decidir quien va a gobernar España durante los próximos 4 años, y este mes de mayo elegiremos quién va gobernar nuestra ciudad y nuestra comunidad.

Elegir a tu alcalde no es cosa menor, probablemente sea la elección más importante de todas. El alcalde es el político que más cerca tienes, con el que te cruzas por la calle muchos días, al que puedes contar directamente los problemas de tu barrio, de tu negocio, del tráfico, de los autobuses, de la recogida de basura, del estado del colegio de tus hijos, de las actividades deportivas o de ocio en la ciudad o en tu barrio, de las fiestas, de las tasas por la basura o el agua, de las multas, de los impuestos que tienes que pagar a tu Ayuntamiento.

Al que acudes cuando necesitas ayudas sociales, cuando pides que te arreglen el bache de tu calle, cuando el agua no sale en buenas condiciones, cuando no puedes dormir por el ruido. Y muchas, muchísimas cosas más.

Por ello, piensa cuando votes para elegir a tu alcalde si la persona a la que estás apoyando es capaz de resolver todas estas pequeñas grandísimas cosas. Piénsalo.