Nazario Merino – Coronavirus

1314

Desde mi refugio por excelencia, rodeado de mi familia que todos los díasme hace feliz y más llevadera esta cuarentena, me uno al sentimiento de todas las familias que estén sufriendo además de esta retención, la crisis, la enfermedad o la pérdida de seres queridos sin posibilidad de una cariñosa despedida, salvo la dispensada por nuestros heroicos sanitarios o las palabras y las exequias de algún cura valiente.

Lo que está demostrando esta pandemia que sufrimos es la falta de aptitud y la actitud de arrogancia del Gobierno.

El célebre día 8 de marzo todo eran certezas en el Gobierno, por eso se celebraron: la liga en todos los deportes, el vermú con los amigos, las misas, Vistalegre, y las manifestaciones en toda España de “las violetas imperiales”.

Reconocer este Gobierno un cierto grado de incertidumbre, podría haber traído consigo la posibilidad de error y ellos están para la propaganda y no para la gestión, los socialistas son sabios en sus decisiones.

Los quites, de los ministros socialistas ante los morlacos diarios son de esperpento, de antología y causan pasmo, horror y vergüenza.

La ministra de exteriores sobre los 65.000 test rápidos que no funcionan dijo: “hay intermediarios que nos ofrecen gangas y luego no lo son”, termina la faena con un trincherazo: “no estamos acostumbrados a comprar en China”.

Otro ministro dijo que el 8 se fue de mascletá, lo dijo como si sacara un revólver y tan ancho. A este ministro le veo en el rincón tirando la toalla.

Las ruedas de prensa y las perlas del ministro de Sanidad o la escena de Simón al que dan lustre los resignados CC.y FF. de Seguridad del Estado y el Ejército son ridículas.

No saben a quién endosar las respuestas, nadie sabe qué hacer con la papeleta que le toca. Es interesante escuchar la escena de la directora general de Cartera y Farmacia sobre el porqué se vuelve a confiar en la empresa China que nos ha engañado. Ver estas ruedas de prensa le hacen a uno creer en la frase de “con frecuencia, la diferencia entre un ser muy inteligente y ser muy tonto es muy pequeña”.

Lo que caracteriza por experiencia, además de otras cosas muy negativas, a un Gobierno de izquierdas, es la certidumbre económica de ruina y desempleo, y más si viene acompañada de la pandemia que nos traerá la crisis de la económica real y la financiera.

Ya no se podrá despedir, por causa del virus chino mandarín salvo despido improcedente con indemnización de 33 días por año. Al empresario que vea que se le va de las manos despedir por este motivo, le queda el ERTE famoso y la obligación una vez que pase esta situación sanitaria, de incorporar a los trabajadores en paro.

El Gobierno vuelve a tener la certeza de que irán al paro muchos trabajadores, pero inmediatamente volverán a sus puestos y se maquillarán las estadísticas. No cuenta que una vez hayamos eliminado al virus, la ruina económica persistirá por bastante tiempo aún y los autónomos tendrán que adecuar sus empresas a los resultados, lo que traerá despidos masivos.

No cabe duda que hay que ser optimistas tan solo y a la vista de lo que tenemos, porque si eres pesimista cuando pase algo sufres dos veces.

Al presidente del Gobierno, “pregonao” que tenemos, resignado a que nada se fabrique aquí y que todo venga de China, como el virus, que hace pucheros ante las cámaras, que es jaleado por los medios de comunicación y “los intelectuales” de la misma ganadería y encaste, le falta fuste y fuerza. Es un incompetente y debe dimitir. Ningún español a estas alturas se fía de él, se ha convertido en un dominguillo movido por la estadísticas, los enemigos de España y la inseguridad .

Este ataque del virus chino madarín nos servirá, para alargar el paso, resucitar la esperanza y ver emocionados cómo se devuelve el sentido común a los Estados, para que apuesten por lo que hay que apostar: por la salud, la farmacia, la agricultura, la ganadería, la energía, la seguridad militar y policial, la investigación e innovación, las infraestructuras y la educación, lo demás son ganas de perder el tiempo y marear.