Larrucea mi barrio

477

Señora directora:

El paso del tiempo desfigura los recuerdos y más si gobiernan los socialistas con su chorro de arena que desgasta hasta algunas débiles conciencias y la razón.

Para que no lo ignore nadie, es bueno y justo recordar que en el año 1959 en el hoy barrio de San José de Segovia (antes Larrucea), para familias modestas se crearon viviendas muy decorosas, por la Obra Sindical del Hogar, el Instituto Nacional de la Vivienda y la iniciativa privada. Así:

Grupo Ramiro Ledesma 180 viviendas, en ese grupo se la adjudicaron a mi padre que en paz descanse y aún vive mi madre.

Grupo Castro Bocos 320 viviendas.

Grupo Larrucea 410 viviendas.

Es de bien nacido ser agradecido.

Para que nos olvidemos de nuestra gloriosa historia, el Ayuntamiento comunista social cambia nombre de calles y quita simbología de las fachadas.

Pero curiosamente ahora llama la atención de que donde más votos cosechan socialistas y comunistas es donde proliferan las ratas y las cucarachas según he leído en un periódico y que habla hasta de plagas en Nueva Segovia y en San José Obrero Español(antes Larrucea).

Dice el mismo periódico que aparecen más bichos en los patios recién estrenados.

Todo en el socialismo es abandono (hasta la próxima campaña electoral), propaganda y fraude, luego vendrán “las chorizadas”, las paelladas y demás carnavaladas; se aplaudirán ellos mismos y sus subvencionados. Contratarán un flautista de Hamelín y un tamboril.

Cuando era pequeño jugando en la plaza de Ramiro Ledesma vi una rata. El alcalde del barrio, vivía allí mismo, fue avisado y no se volvió a ver más.

En esa plaza siempre había ruido de juegos infantiles, pelotazos, jotas, paloteos y alegría y eso espanta a los bichos.

Un señor muy simpático que se llamaba Bruno nos ponía películas en verano allí mismo.

Qué tiempos, nadie pensaba en las ratas, en las cucarachas o en cambiar el nombre de las calles.

Nazario Merino