La voz de El Espinar

Una nueva etapa comienza para el periódico de El Espinar, una prolongación de la magnífica labor que realizó nuestro estimado amigo Juan Jesús María, Chuso, durante más de 20 años, recientemente fallecido.
Muchos han sido, colaboradores habituales y vecinos del pueblo de El Espinar que han querido escribir algo en ese primer número de lanzamiento del periódico dedicado a él.
Una tarea difícil, llena de responsabilidad, pero también de mucha ilusión. El mejor homenaje que podemos hacerle todos cuantos le conocimos. Chuso era un trabajador incansable, versado en estas lides, un creativo, un conseguidor -como le han definido algunos-, alguien con aptitudes por encima de la media para llevar a cabo todo cuanto se proponía, se manejaba a la perfección con la maquetación, encajando a la perfección la publicidad de los anunciantes que sostenían cada mes la edición impresa, gratuita para espinariegos y forasteros.
Chuso también se encargaba de repartir en papel los periódicos recién salidos del “horno” por los comercios del pueblo, adelantando la versión digital en redes el día antes, encabezándolo con ese latiguillo esperado por todos: “mañana por las calles”
Algunos hemos llorado esas páginas, al leerlas y sobre todo al escribirlas, con cada frase cargada de emoción al recordarle. Ese “Va por ti” de su familia que sale del sentimiento más profundo del corazón. Agradeciendo, hoy y siempre, su buen hacer por y para el municipio, y su Tuna de Magisterio con “imágenes de ayer” recordando sus años mozos de universidad o su banda del Puntillo Canalla que se rompe al hablar de tantos recuerdos, su valía y carisma personal. Todos coinciden, refiriéndose a él como un tipo persistente, convincente, buen tío, generoso, que van a echar mucho de menos.