Julio Feo – La era de Brieva

411

En abril del 2013 Almudena y Guillermo se hicieron cargo de La era de Brieva, un restaurante que ellos querían que tuviera su impronta , dentro de lo que siempre había sido, una casa de comidas, una taberna, un asador. Sin duda lo han conseguido.

En medio del pueblo, en un antiguo edificio que parece ser que en su día fue cuadra está La Era.

Al entrar nos encontramos con un pequeño y coqueto bar en el que podemos tomar el aperitivo antes de entrar al comedor junto a un patio con plantas. En el comedor se han preservado las vigas y las columnas de madera y han conseguido un espacio muy agradable que en invierno calientan con antiguas estufas.

En la Era de Brieva es casi obligatorio reservar, otra peculiaridad es que no hay una carta. Almudena recita la oferta diaria al tomar la comanda. Debo decir que en las tres ocasiones que he estado en la Era de Brieva siempre Almudena nos ha aconsejado que no pidiéramos de más y siempre ha sido suficiente.

Cuando por teléfono se hace la reserva preguntan si se sabe lo que se va querer comer, especialmente si se quiere el plato insignia de la casa que es el arroz con bogavante.

Pese a no tener carta sí que tienen tarjetas de visita en la que enumeran hasta doce platos entre los que están lo que llaman sus especialidades de encargo.

En la primera visita éramos tres comensales para el almuerzo, pedimos un arroz con bogavante y nos sugirieron que con una ensalada sería una comida más que copiosa. Al llegar ya estaba la ensalada en la mesa. Trajeron un caldero de arroz grande, arroz caldoso con bogavante. Repetimos los tres y nos llevamos a casa una buena cantidad.

El arroz estaba rico. El bogavante evidentemente tenía poca carne.

Tomamos dos copas de cerveza de barril, por cierto muy bien tiradas.

Una botella de un Ribera de Duero joven 15 euros.

Agua y dos sorbetes de manzana de postre. Muy bueno.

La cuenta ascendió a 80 euros. Creo recordar que las tres raciones de arroz eran 48 euros.

En la tarjeta que nos dieron vimos que tienen horno de leña para asar y ofrecen cordero y cochinillo asado, fabada asturiana en puchero de barro y cocido en puchero de barro, lomo de buey a la piedra, cazuela de merluza, gambas rojas al ajillo, pulpo mariscado ( según nos explicaron una especie de caldereta), pollo de corral con arroz, cochifrito y chuletillas a la brasa.

He vuelto un par de veces más. La segunda repetí el menú de arroz con bogavante y quedamos igual de satisfechos que en la primera visita.

La ultima vez éramos cuatro los que fuimos a cenar. No encargamos nada al hacer la reserva y fue Almudena quien nos explico lo que podíamos cenar.

Empezamos compartiendo una ración de pulpo que estaba buenísimo, pero aun mejor estaban las patatas que lo acompañaban. Me recordó una vez que en la Costa Brava en un conocido restaurante, pedí una lubina con patatas y alabé la calidad de las patatas y el restaurador me dijo:”si es que la lubina la regalamos, lo que cobramos son las patatas.”

Esta noche para beber pedimos una botella de vino de Valtiendas, un tempranillo de Sacramenia excelente.

Éramos dos parejas y las señoras pidieron una cazuela de rape. Cazuela de barro abundantísima con rape, gambas y espárragos y que dijeron que estaba exquisita.

Nosotros pedimos lomo de buey a la piedra y nos trajeron una fuente de magníficos trozos de carne que en una plancha eléctrica que colocaron en la mesa nos cocinamos nosotros simplemente poniendo un poco de sal. Postres frambuesas con nata y yo reincidí en el sorbete de manzana Cafés y un orujo blanco La cuenta 35 euros por persona.

BRIEVA
La era de Brieva
C/ Eras 3 Brieva
(Segovia)
921062043
info@laeradebrieva.com