Juan Carlos Manrique – Actividad física y salud

293

El fin del confinamiento está llegado a su conclusión. Las fases de desescalada se suceden hasta recobrar el ritmo de vida que teníamos antes de la reclusión en nuestros hogares. Se nos permite ya salir de casa para tener contacto con el mundo exterior sin tener la obligación de ir a comprar o trabajar. Los paseos, las salidas en bici o a correr se convierten en las motivaciones más habituales por las que nos decidimos a rellenar esas franjas horarias que nos conceden las autoridades sanitarias.

Durante estos dos meses de reclusión, quien más y quien menos ha necesitado realizar algún tipo de ejercicio físico. Unos dejando los pasillos de su casa desgastados de tanto caminar por ellos, otros realizando tablas de ejercicios, algunos se han ido a los garajes comunitarios a realizar series y saltos de todo tipo y muchos han transformado sus estancias en salas de gimnasio para seguir clases virtuales de zumba, body attack, hiit o cardio kick boxing. Cualquiera de ellas se convertía en una doble satisfacción: se ocupaban algunas horas de las muchas que había que rellenar a lo largo del día y por otro se conseguía activar el cuerpo, haciendo subir las pulsaciones y liberar así posibles tensiones emocionales.

Ahora ha llegado el momento de liberarnos del corsé de las paredes. Podemos empezar a movernos con mayor libertad y el aire y el sol nos proporcionan una fuente de energía que antes se nos había privado. Ahora bien, vamos a ser cautos. No nos lancemos a hacer lo que no estamos acostumbrados. Venimos de un período largo de inactividad y hacer esfuerzos físicos incontrolados tiene más perjuicios que beneficios. Control, moderación y progresión son las máximas que hay que tener en cuenta para una actividad física orientada hacia la salud.

Una buena actividad física, además del beneficio físico que proporciona, nos permitirá estar mejor psicológicamente, nuestra autoestima y autopercepción aumentarán. Y, además, si practicamos en compañía, nuestras relaciones interpersonales aumentarán. Mucho ánimo.