Jesús Postigo Quintana (*) – Incautar los ahorros de los Ayuntamientos

293

El Partido Popular han sido siempre profundamente municipalista, tanto por ser en los municipios donde más se da la relación personal entre los ciudadanos y sus políticos, cómo porque es desde los ayuntamientos de los pueblos y ciudades donde se ven y se palpan las necesidades más básicas de los ciudadanos.

Por ello, casi todos los representantes políticos del PP, por no decir todos, presentes en los parlamentos de las CCAA y en las Cortes Generales de España (Congreso y Senado) sabemos lo que es la proximidad y cercanía con los vecinos, porque ahora y/o antes, hemos tenido responsabilidades en nuestros municipios respectivos.

La regla de gasto y la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el PP, que obliga a los ayuntamientos a dedicar sus superavit con carácter general a amortizar sus deudas, pretende impedir el endeudamiento de los ayuntamientos y limitar por tanto la capacidad de gastos de los mismos, a pesar de que tengan superávit contable.

El objetivo es impedir que los ayuntamientos se endeudaran más de lo que podían y no pudieran pagar sus deudas, como así ocurríó en muchos ayuntamientos antes de la crisis del 2008. Desde 2015/2016, fechas en las que se empezaron a sanear las cuentas públicas, no había momento en que los partidos solicitasen al gobierno la liberacion de esos superávit para poderlos invertir en los municipios respectivos. Hacienda desde entonces fue tomando distintas medidas y excepciones (escasas por cierto), para que las corporaciones locales pudieran invertir esos ahorros, y el Partido Socialista y Podemos, Sánchez e Iglesias, aprovechaban para criticar estas leyes y prometían por activa y pasiva, que en cuanto llegaran al gobierno las derogarían de inmediato.

Los superávit contables son pues los ahorros de todos los ayuntamientos y por ende de los ciudadadanos y vecinos y que por lógica han de ser utilizados en los ámbitos respectivos. En definitiva, la obligación de ahorrar instada y regulada por el ministro Montoro, obligaba a no malgastar y gracias a ello, los ayuntamientos de España tienen ahora entre todos un superávit de 28.000M.

Pero frente a la prudencia del gobierno de Rajoy, ahorrro de los ayuntamientos, ahora llega el gobierno socialcomunista de Sánchez e Iglesias y no sólo no han derogado lo que decían que harían, sino que además lo que pretenden es la incautación de esos dineros de los ayuntamientos para dárselo a las Comunidades Autónomas o al propio Gobierno de la nación. En definitiva, Invito yo y pagas tu. Ahorran los vecinos en sus pueblos y ciudades y luego llega Sánchez e Iglesias y se lo gastan. Este es parte del plan de reconstrucción del gobierno que tenemos en España: incautar a los ayuntamiento sus ahorros para gastarlo ellos.

“El exceso de soberbia del gobierno de Sánchez” según manifiestan, muchos de sus compañeros alcaldes socialistas, es absoluto.

Los ayuntamientos han conseguido tener unos ahorros, gracias a los impuestos que pagan los vecinos, y ahora, el gobierno de España se quiere adueñar de esos ahorros para que se lo gasten Sánchez e Iglesias como crean conveniente. En definitiva, incautar a todos los vecinos de ciudades y pueblos, los ahorros de sus ayuntamientos.

——
(*) Diputado del PP por Segovia.