Guillermo San Juan (*) – Si se quiere, se puede

467

Siempre hemos planteado que Segovia necesita una empresa municipal que integre todos los servicios de movilidad de la ciudad (ORA, Grúa, parkings públicos, Estación de Autobuses etc.), por varias razones, pero fundamentalmente porque es la única manera legal de poder integrar a quienes ya trabajan en esos servicios y que no paguen los platos rotos de unas leyes diseñadas por el PP para impedir a los ayuntamientos gestionar directamente sus servicios.

La protección del empleo a través de la subrogación de la plantilla es una condición sine qua non de todo proceso de remunicipalización. Palma de Mallorca, Valladolid o Santiago de Compostela, capitales gobernadas o que han sido gobernadas por PSOE, Podemos e IU son buenos ejemplos. Por eso, con esta decisión arbitraria y sin fundamento técnico de suprimir todo el personal del parking, nos preocupa que el gobierno municipal de PSOE e IU sólo consigue pegarse un tiro en el pie y reforzar el argumento del PP de que las remunicipalizaciones destruyen empleo.

La remunicipalización de servicios públicos no es un capricho ideológico, es, en la mayoría de los casos, la opción más eficaz y eficiente para el desarrollo de gran parte de los servicios locales. En este sentido, todos los procesos de remunicipalización tienen que cumplir simultáneamente tres objetivos: proteger el empleo, mejorar el servicio y desarrollarlo de forma más eficaz y más eficiente. La propuesta de gestión del parking de Ezequiel González no cumple ninguno de los tres: destruye todos los puestos de trabajo, rompe un servicio que por su condición de depósito municipal de grúa necesita de la atención personal y fija unas tarifas para los usuarios por encima de lo que indica el cálculo de costes.

Pero, a pesar de todo esto (que no es poco), en este Pleno Municipal la cuestión central respecto al Parking de Ezequiel González no es tanto el debate sobre gestión directa o gestión privada, sino algo más básico y previo a todo ello: definir qué servicio de parking y depósito de grúa necesita Segovia. El Ayuntamiento de Segovia apuesta por el modelo low cost al estilo RyanAir pensando que lo barato es lo eficiente, pero todos sabemos que eso no es así, que al final lo barato sale caro sobre todo cuando hay multitud de gastos ocultos y sobrecostes que no se han tenido en cuenta en la memoria técnica.

De hecho, la memoria, justo al contrario de lo que debería, parece redactada a medida de dos decisiones políticas que la concejalía ha tomado de antemano: la supresión de toda la plantilla para evitar subrogaciones y la fijación de unas tarifas copiadas a las del parking de José Zorrilla, pero más caras de lo que deberían pagar los usuarios de Ezequiel González en función del cálculo de costes que fija la memoria. En conclusión, la propuesta de gestión que el gobierno municipal ha realizado para el parking de Ezequiel González se olvida de la eficacia, confunde la eliminación de la atención presencial con la eficiencia, no establece los objetivos a cumplir ni los criterios de calidad del servicio, no tiene en cuenta las garantías de guarda que debe que tener un depósito municipal de vehículos, no aporta garantías sobre su viabilidad técnica, no incluye costes ocultos, además de todo tipo de elementos incoherentes que nos hacen dudar de la seguridad jurídica del futuro proyecto de gestión.

Lo que mal empieza, mal acaba. Por eso, llegados a este punto y después de semanas de advertir del callejón sin salida al que conduce esta decisión, con ánimo positivo creemos que llega el momento de retomar la serenidad y afrontar con seriedad el reto de dar los pasos necesarios para preparar una de las empresas municipales para acometer un proceso ordenado, planificado y con las garantías necesarias para acometer la gestión directa de este y del resto de los servicios de movilidad, atendiendo a objetivos de calidad del servicio, eficacia y eficiencia, protección del empleo, reordenación de recursos y gestión integral. Sí se quiere, se puede. Con nosotros para esta tarea ya se sabe que pueden contar, el resto depende del gobierno municipal.
——
(*) Concejal de Podemos en el Ayuntamiento de Segovia.