Goyo de Frutos – VOX y el pin parental

774

En los últimos días han salido en la prensa diversas noticias malintencionadas, como siempre, titulares tales como “la ultraderecha no aprobaría los presupuestos de Murcia y Madrid, si no se incluye el pin parental”.

Me gustaría aclarar a los lectores que no lo sepan qué es esto del pin parental y qué es lo que nos estamos jugando.

El pin parental no es ni más ni menos que dar la posibilidad a los padres de ejercer la objeción de conciencia y decir NO a diversos talleres y charlas afectivo-sexuales que se imparten en los colegios, charlas que tienen un objetivo y una consecuencia clara, el objetivo es moldear y dirigir la conciencia de los más pequeños en el plano sexual con un claro mensaje “disfruta y no importa cómo ni con quién”, y la consecuencia que produce es la perversión y corrupción moral de nuestros pequeños. Y esto no un tema baladí los políticos saben perfectamente que cuando a alguien desde pequeño le despojas de los principios morales y le adoctrinas a tu gusto, tienes garantizado que en el futuro estará entregado a tus dictados políticos.

Queridos lectores en temas morales religiosos y políticos el Estado no debe ni puede meterse nunca, son terrenos propios y exclusivos de los padres y del entorno familiar, y si renunciamos a este derecho empezamos a vivir el marxismo y el estalinismo en estado puro.

El Estado nunca puede obligar, imponer, o dirigir las conciencias de nadie y menos aún las de los más pequeños, eso vuelvo a repetir es misión exclusiva de los padres y ceder al Gobierno de turno este derecho es simplemente comunismo.

Comprendo sinceramente que estas políticas totalitarias sean aplaudidas desde el Gobierno comunista que padecemos, lo que no puedo entender es el silencio y la tibieza del Partido Popular ante un asunto tan grave. Es verdad que este tipo de charlas y talleres las inventó Zapatero con su “educación para la ciudadanía” y también es verdad que luego el PP las consolidó, las extendió y las promocionó, incluso con mayoría absoluta. Por lo tanto ¿qué esperar ahora?.

Pero queridos lectores ahora por suerte tenemos a Vox que sin complejos defiende la libertad y la justicia. No tengan ninguna duda que ante el ataque a los derechos de los más pequeños y a la libertad de los padres , nos encontraremos siempre defendiendo los valores y principios heredados de nuestros antepasados, es decir defendiendo siempre la verdad, el sentido común y la libertad.

Viva España y nuestros valores.