Euro Barrios Torres – Leonardo, la eterna genialidad

29

Cuando se cumplen 500 años de su muerte, la portentosa creatividad de Leonardo di ser Piero da Vinci y su clarividencia como científico, artista e ingeniero no dejan de asombrarnos. Ese gran (des)conocido prototipo del hombre universal y genio de ese movimiento artístico europeo conocido como Renacimiento, la cumbre del conocimiento y de la multidisciplina en un mundo donde hombres como Michelangelo Bounarroti, Raffaello Sanzio, Sandro Boticelli, Doménico Chirlandaio o Fra Angelico hicieron volar con la imaginación a una humanidad que empezaba a comprender el significado del antropocentrismo, doctrina que sitúa al ser humano como medida de todas las cosas. El hombre dejaba de responsabilizar y a la vez culpar a Dios buscando respuestas científicas a todo cuanto le rodeaba. O como lo definió Albert Einstein <>

Una vorágine de acontecimientos es esta etapa de la historia a través de la cual los artistas tuvieron que moverse y que hoy día conocemos como humanismo. Poco a poco se fue convirtiendo en el eje común de la sociedad gracias al mecenazgo de los gobernantes, tanto en Florencia como en Roma, y a la evolución de las primeras universidades aparecidas en la Edad Media. Leonardo da Vinci se enmarca en este entorno de oportunidades e inconveniencias. Para conocer mejor al hombre un resumen de su vida del maestro podría ser el siguiente: Vinci (1452-1466): hasta los cinco años creció con su madre, Caterina (casada con Accattabriga di Piero del Vaca), para luego pasar a la tutela de ser Antonio, el abuelo (declaración de impuestos de 1457), y su padre ser Piero, siendo este nombrado notario en Florencia por Cosme de Médici. Primera etapa en Florencia (1466-1482) Leonardo entró en el taller de Andrea del Verrochio, donde aprendería todos los patrones estilísticos que determinaron su futuro como artista. En 1472 se inscribe en la Compagnia di S Luca de pintores, y el primer dibujo suyo del cual tenemos constancia tiene fecha de 5 de agosto de 1473. Tobías y el ángel, El bautismo de Cristo del Verrocchio, La Anunciación y la Maddonna con niño y clavel, forman parte de la etapa inicial, muy importante en la psicología del pintor por la acusación de sodomía sobre Saltarelli. De sus pinturas más famosas y cuya autoría total ha sido polémica: La decapitación de San Juan Bautista del Verrocchio, Maddonna con niño, Adoración de los Magos y el San Gerónimo que nunca llegó a terminar, e iniciaría la Madonna Litta. Primera etapa en Milán (1482-1499): como consecuencia entre otras causas de la falsa acusación de sodomía Leonardo se trasladó a la corte de los Sforza. Allí firmó el contrato para decorar el retablo de la Cofradía de la Inmaculada Concepción, en San Francesco il Grande, así como la Virgen de las Rocas, Retrato de un músico, El hombre de Vitrubio, La dama de Armiño, la belle Ferroniére, el gran mural de la Sala delle Asse del Castello Sforzesco y La última cena. Segunda etapa en Florencia (1500-1506): tras un breve paso por Venecia, volverá a su ciudad de origen para ser nombrado arquitecto familiar e ingeniero general por Cesare Borgia, destacó por sus trabajos de ingeniería en el puente sobre el Bósforo, desvío del Río Arno, en 1504 formó parte de la comisión para colocar el David de Michelangelo. En lo relativo al arte dibujó el bastidor de la Santa Ana, comenzó La Gioconda y La batalla de Anghiari. Segunda etapa en Milán (1506-1513): Francesco Melzi entró al taller de Leonardo, que más tarde no solo sería alumno y amigo, sino también albacea. Practicó la famosa disección del Centenario, redactó el Tratado de la pintura, y pintó el San Juan Bautista y la Santa Ana. Roma (1513-1516): se inscribió en la cofradía de San Giovanni dei Florentini, sufrió una paresia (parálisis parcial) de su mano derecha mientras continuaba con sus disecciones en cadáveres y estudios de anatomía, comenzó a pintar el Baco. Ambroise, Francia (1516-1519): Bajo la protección de Francisco I recibió la visita de Luis de Aragón y Antonio de Beatis, que posteriormente dieron fe de una posible paresia. Les enseño a estos el retrato de cierta dama florentina, otro de San Juan Bautista joven y otro de la Virgen y el Niño en el regazo de santa Ana. Legó su trabajo a Francesco Melzi antes de morir el 2 de mayo de 1519. Nacido en Anchiano, a tres kilómetros de Vinci, fue hijo ilegítimo de ser Piero da Vinci y de Caterina una esclava campesina de supuesto origen árabe. Su origen bastardo, haber nacido al margen de las convenciones sociales, el cariño materno de los primeros cinco años, y la infinita solicitud de esa otra madre el permanente contacto con la naturaleza, le permitió recibir de los dioses el feliz don de estar protegido contra cualquier arte falso o cualquier falsa ciencia.