Una buena residencia

Señor director:

Estos últimos 8 meses de mi vida los he pasado junto a mi marido (por desgracia recientemente fallecido) en la Residencia de Mayores “MADRID”, en la Granja de San Ildefonso.
Quiero desde aquí agradecer a todos cuantos componen el personal y la Dirección de la Residencia, el excelente trato que por su parte hemos recibido en todos los aspectos.
Su profesionalidad y todo el cariño y cercanía con el que nos han cuidado, ha hecho que tanto mi marido como yo, sintiéramos durante todo este tiempo que nuestro bienestar era realmente importante para ellos.

También quiero recordar con mucho cariño a todos los residentes, con quien hemos tenido una excelente relación.

Un entrañable abrazo para todos, siempre os llevaré en el corazón.

MARIBEL EGIDO CARRASCO